“El patriarcado repercute en los sistemas para reprimir violencias y proteger a las víctimas”

“Lo más importante sería conectar los espacios de asistencias para que tengan un trabajo común dentro del proceso penal. La idea sería que la intercomunicación de todos ellos puedan servir para ayudar a las víctimas”, aseguró Gabriel Vitale, titular del Juzgado de Garantías 8 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora. El magistrado participó, días atrás, del Congreso sobre Asistencia a la Víctima organizado por el Municipio de Almirante Brown. Además, que “el patriarcado también repercute en los sistemas para reprimir violencias y proteger a las víctimas”.   

En diálogo con DiarioConurbano.com, el juez se manifestó sobre algunos temas sobre el proceso judicial y la asistencia a la víctima durante el desarrollo del mismo. “Donde ya encontramos a nivel provincial, municipal y nacional asistencias de distintos tipos habría que fortalecer su comunicación”, explicó Vitale.

También se refirió a la mirada de la sociedad sobre la justicia. “Creo que lo que tiene que ver con juicio por jurados, la participación de la víctima, el involucramiento de la sociedad en cada uno de los procesos, otorga más entidad en el proceso por el reconocimiento de ciertos derechos y eso repercute de manera positiva”, especificó.

Además Vitale afirmó que “se viene trabajando sobre la corresponsabilidad estatal” ya que los casos judiciales “requieren que trabajen varios actores y ver cual es la mejor forma de solucionarlos”. En este sentido, sostuvo: “Cada uno de lo sectores del Estado debe poder sentarse en una mesa y ver cómo se llevan adelante ciertos casos como situaciones de violación, abuso o multifueros”.

A su vez, opinó sobre la protección de testigos en el desarrollo de los procesos penales que muchas veces hay testimonios claves que se rehúsan a declarar por temor o amenazas. “Es un tema importante porque muchas veces son esos testigos los que terminan de definir si una persona termina siendo culpable o no”, aseguró Vitale.

Con respecto a esta cuestión, relató que “es un trabajo que se está llevando adelante por parte de la política pública ministerial” en base a “experiencias que se han tendido como los antecedentes por los juicios de lesa humanidad”.

El magistrado también se refirió a la violencia machista en materia judicial y afirmó que así como “el patriarcado repercute en toda la sociedad, también lo hace en los sistemas que son para reprimir las violencias y proteger”. “El movimiento feminista es el movimiento político más importante de los últimos años y es el camino para que por lo menos la discusión tenga espacios donde se puedan visualizar las problemáticas”, manifestó Vitale.

Por el mismo lado, consideró “necesario” la formación de los funcionarios públicos, tal como lo dictamina la Ley Micaela. “Es un camino que hay que construir el involucramiento de los empleados judiciales en esta problemática cultural”, reflexionó Vitale.