El jefe de los fiscales bonaerenses quiere juicios virtuales en la postpandemia

El procurador bonaerense, Julio Conte Grand, que el trabajo remoto en la Justicia provincial es “un punto irreversible” y “llegó para quedarse”.  En tanto, destacó la realización de juicios virtuales, sin presencia física de las partes.  Jueces, fiscales y defensores han denunciados fallas en el sistema de trabajo remoto, en especial en su aplicación a los debates orales.

El Procurador relató el proceso de preparación antes del inicio de la pandemia que les permitió tener elementos y herramientas a la altura de la situación. El Poder Judicial se tuvo que adaptar al trabajo remoto, como muchos otros rubros, y eso conlleva algunos cambios como la posibilidad de realizar juicios orales a distancia. 

En este sentido,  en declaraciones a FM Classique, el procurador opinó que “esta transformación cultural que implica el uso de la herramienta remota acreditó que es de una enorme utilidad para la eficiencia de la prestación del servicio de justicia”. 

“Pienso que habrá un segmento de actos procesales que por un tiempo más serán de forma presencial, por ejemplo el juicio por jurados y hasta que nosotros lleguemos a una instancia para que todas las partes se sientan cómodas con el mecanismos tecnológica va a ser presencial”, relató.

En contraposición, durante estos meses muchos representantes del ministerio público fiscal, defensores y funcionarios judiciales manifestaron las dificultades que se presentan a la hora de ejercer las tareas laborales de manera remota y en general no hay consenso sobre la realización de juicios orales a distancia.

La falta de un diálogo inmediato con los imputados, las trabas de la conectividad, las extensiones de la jornada laboral y los gastos de servicios son algunas de las quejas recurrentes dentro del ámbito.

Por su parte, Conte Grand argumentó que años anteriores se tomaron algunas decisiones para generar mecanismos de comunicación para conferencias virtuales y para que el ámbito penalista tenga acceso a los expedientes sin necesidad de hacerse presentes. 

“Hicimos trabajos relativos a la generación de mecanismos para la vinculación de estos medios que imponen la cuarta revolución industrial, es decir elementos y herramientas de alto poder y valor agregados que nos permitieron enfrentar la situación”, aseveró.