Duras críticas a fiscal de Lomas por no conceder domiciliaria a un adicto en recuperación

Tras una semana de reclamos y presentaciones, la justicia de Lomas de Zamora no dio lugar al pedido de prisión domiciliaria para Emanuel Córdoba, el joven del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) detenido por el robo de una mochila en 2016 que se encontraba en plena recuperación de sus adicciones. Desde las organizaciones criticaron con dureza la decisión de la fiscal Paula Martínez Castro – madre de joven Rodrigo Eguillor, acusado de abuso sexual-,  quien negó el beneficio y rechazó todos los informes judiciales y médicos presentados por la defensa.

Luego de acampes y piquetes intermitentes en la puerta de los Tribunales de Lomas de Zamora durante una semana para exigir la prisión domiciliaria para Emanuel Córdoba en la casa de día “Vientos de Libertad” y los pedidos formales de la defensa encabezada por la abogada Gabriela Carpineti, la fiscal Paula Martínez Castro, madre del joven mediático acusado de abuso sexual en un departamento de San Telmo y desacato a la autoridad, negó el pedido para que continúe con su rehabilitación en la sede Fiorito del espacio terapéutico.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Sebastián Sánchez, vocero e integrante del MTE, CTEP y Vientos de Libertad aseguró que Castro negó informes judiciales y psicológicos que ponen en relieve los peligros de suspender el tratamiento al que se sometía Córdoba y lo contraproducente que resulta para su cuadro el estar en situación carcelaria.

“La fiscal no está teniendo en cuenta nada, ni siquiera el tratamiento que él estaba haciendo en el momento en el que es detenido”, sostuvo y remarcó que “el servicio penitenciario no tiene las condiciones para dar la posibilidad a que un pibe haga tratamiento contra las adicciones”.

“Estamos hablando de un pibe que estaba en medio de un tratamiento, lo sacan de ahí y lo privan de continuar con el mismo”, observó en tanto.

Al mismo tiempo, criticó con dureza a Castro: “Le niega el arresto domiciliario a un pibe en tratamiento de adicciones por el robo de una mochila, pero por otro lado toca a todos sus amigos para que le den la libertad a su hijo por un abuso que cometió”.

En la misma línea, la abogada defensora de Córdoba, Gabriela Carpineti, también fustigó en un comunicado a la fiscal sumándose a la línea del dirigente social Juan Grabois, que en Twitter consideró que este es un episodio de “Justicia macrista: balas al pobre, impunidad al rico”.

“A un ‘nene bien’ acusado de abuso sexual que tiene el privilegiado tupe de defenderse en la tele mientras se fuma un churro, lo excarcelan en menos de 48hs, a un pibe pobre que lucha contra la adicción, que cumple un tratamiento, que cumple los deberes alimentarios con su hija, lo encarcelan en el Penal de Olmos”, expresó la letrada.

Córdoba es un joven integrante de las agrupaciones que se encontraba en etapa de recuperación de sus adicciones y fue detenido sin notificación previa a principios de octubre por el robo de una mochila y un desodorante en 2016 (momento en el que se encontraba en situación de consumo de drogas) mientras se dirigía a firmar su libertad por otra causa de robo y estaba cumpliendo prisión domiciliaria en la sede Tigre del centro de rehabilitación.

El pedido de domiciliaria en la casa de día “Vientos de Libertad” sede Fiorito se basa en que Córdoba es adicto en recuperación y que cumple el rol de terapeuta en el establecimiento que nuclea a decenas de jóvenes que buscan su rehabilitación y reinserción, labor que lo llevó a estar percibiendo un salario para sostener a su familia antes de su detención.

El próximo paso para la defensa será apelar el dictamen de Castro y presentar un nuevo informe elaborado por el Servicio Penitenciario que refleje la situación de Córdoba, aunque desde el MTE Sánchez indicó que dependen de “la buena voluntad de los fiscales”