Doce jurados determinarán si es culpable el acusado de matar a su novia en Burzaco

Doce ciudadanos deberán determinar si un joven dominicano es el culpable del femicidio de su novia, ocurrido en setiembre de 2020, en Burzaco. La defensa eligió realizar un juicio por jurados que aún no tiene fecha.

Fuentes judiciales informaron a DiarioConurbano.com que la causa por el femicidio Noelia Luna Quimey Lambert Tamay, una joven de 19 años asesinada de un balazo el 9 de septiembre de 2020 en Burzaco, fue elevada a juicio y recayó en el TOC 7 de Lomas de Zamora.

El imputado que está detenido es Maikel Rodrigo Figuereo Pérez, dominicano, de 24 años. Su defensa eligió que se lo someta a un juicio por jurados. Para lograr una condena a perpetua, tal como lo marca la imputación de homicidio agravado por el vínculo, los doce jurados (ciudadanos comunes) deberán estar de acuerdo en su culpabilidad.

Por el momento, no hay fecha para el juicio ya que ese tipo de proceso está paralizado por las restricciones fijadas a partir de la pandemia por el coronavirus.

El femicidio de Quimey, tal como la llamaba su familia, ocurrió el pasado 9 de septiembre en una vivienda de la calle Italia al 1600, de la localidad de Burzaco, partido de Almirante Brown, en el sur del Gran Buenos Aires.

Allí, la Policía encontró a una joven con una herida de bala en el estómago, quien inicialmente dijo a los pesquisas que la habían herido durante un intento de robo.

La joven fue trasladada de urgencia al hospital Lucio Meléndez, de Adrogué, donde falleció tras ser operada.

Luego de recabar los testimonios de la hermana y cuñada de Quimey, y de obtener los relevamientos de las cámaras de seguridad ubicadas en el lugar del hecho, los investigadores determinaron que la joven no había sido abordada por ningún delincuente.

Asimismo, la madre de la víctima declaró que recibió un mensaje de parte del novio de su hija, quien le dijo: “Es todo mentira lo que dicen…se pegó el tiro sola.”

Tras ello, el joven no volvió a comunicarse, por lo que se inició su búsqueda como principal sospechoso en la causa y se le dictó una orden de captura nacional e internacional.

 

La detención del acusado

La detención de Figuereo Pérez, quien se hacia llamar “Freddy”, fue concretada a las una semana después del crimen por detectives del Departamento Homicidios de la Policía de la Provincia de Buenos Aires en un domicilio ubicado en la calle Lacroze, entre Varsovia y Estocolmo, de la localidad bonaerense de José C. Paz, en el noroeste del conurbano.

La clave para su detención fue el seguimiento de un giro de dinero, por la suma de 15,000 pesos, que hizo el padre del prófugo y que una mujer que aportó identidad colombiana pasó a retirar por una terminal de la empresa “Western Union” de José C. Paz.

Esa mujer fue seguida por los policías que habían montado una vigilancia encubierta hasta el domicilio de la calle Lacroze, donde observaron en un pasillo la presencia de un hombre de similares características al fugitivo.

La fiscal de la causa, Fabiola Juanatey, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 Temática de Violencia de Género de Lomas de Zamora, ordenó un allanamiento de urgencia, donde se detuvo a Figuereo Pérez y quedó aprehendida la mujer, que era una amiga del imputado, también de nacionalidad dominicana.

En el lugar, la policía secuestró una pistola marca Sig Saur calibre .45 con numeración suprimida, una caja con 54 balas del mismo calibre y tres celulares.

También se incautó de varios documentos extranjeros, como cédulas de Colombia y Venezuela, con identidades masculinas y femeninas, que ahora se investiga si son apócrifas.

Interpol informó en el expediente que Figuereo Pérez fue miembro de fuerzas especiales de la Policía Nacional de República Dominicana, razón por la cual tiene amplios conocimiento en armas de puño y procedimientos.

Respecto a sus antecedentes, las fuentes de ese departamento policial dijeron que en 2016 le ocasionó la muerte a un ciudadano dominicano y que luego se radicó en Chile, donde en 2018 cometió otro homicidio en la ciudad de Santiago de Chile con un arma de fuego, para luego ingresar a la Argentina, donde usaba una identidad falsa.