Doble femicidio de Monte Chingolo: El juicio será en abril del 2022

A poco de cumplirse dos años del doble femicidio de Monte Chingolo, la justicia dispuso que en abril se realizará el juicio contra el único imputado por el crimen. El hecho ocurrió en marzo del 2020 y la familia espera que se lo condene a prisión perpetua. 

En diálogo con DiarioConurbano.com, Mariano Lizardo, aseguró: “El pedido será de prisión perpetua, no caben dudas porque es un doble femicidio agravado por ser conviviente y por tener cuidado a la menor. Lo único que puede pedir es clemencia al momento de que los jueces tomen una decisión”.

Abel Romero será juzgado el 27 de abril por el delito de “doble homicidio agravado por alevosía y por el vínculo mediando violencia de género” y el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Lomas de Zamora estará a cargo del debate. 

Luego de dos años de espera, la familia pretende que se demuestre que el acusado había comenzado a convivir con la víctima a raíz de la cuarentena y que asesinó a Ada con la intención de ocultar el femicidio de Cristina. 

“Vamos a demostrar que la persona convivía y el homicidio de Ada fue criminis causae porque fue para ocultar el de la madre. Fue realizado para que no queden testigos”, afirmó Lizardo.

En este marco, el particular damnificado explicó que querían que el debate se realice de manera presencial para garantizar una mayor transparencia en el juzgamiento

“Preferíamos que se hiciera de esta manera porque la perspectiva atrás de una compu no es lo mismo. Todo lo que ocurre es mucho más sencillo de interpretar cuando podes tener contacto con las personas directamente”, opinó.

Con respecto a las pruebas y la etapa de instrucción, el abogado contó que “hubo siempre un gran acompañamiento” y se trabajó “mancomunadamente” con la fiscalía 2 de Lomas de Zamora. 

“Trabajaron muy bien desde el primer día. Él estuvo prófugo tres días y fue detenido durante la desaparición de ellas. Después encontraron los cuerpos con dos divisiones de canes distintas. Fue impecable el trabajo de la fiscalía”, declaró Lizardo. 

El hecho

Según la investigación, entre el 22 y el 26 de marzo del 2020, Romero le clavó un cuchillo varias veces en la garganta a Cristina y luego a Ada en el domicilio que compartían, ubicado en Domingo Purita 4064. Luego de asesinar a ambas, cavó una fosa común en el fondo de la vivienda donde las enterró.

En un principio, Romero intentó esconder el hecho y fue Dolores, la hija mayor de la víctima, quien comenzó a sospechar del acusado, quien intentó justificar su ausencia, al inventar que Cristina se había ido. Sin embargo, esa misma tarde la familia hizo la denuncia.