Dictan captura internacional para comisario de Lanús por un caso de gatillo fácil

Se trata de Héctor Amarillo, quien se desempeñaba en la Comisaría de Lanús Este. Está acusado de matar de un tiro en la nuca a un joven de 18 años, en un hecho ocurrido en setiembre de 2013 en la zona comercial de ese distrito. Los investigadores no pudieron ubicarlo ni en su casa ni en su trabajo (Foto: Facebook Héctor Amarilla).

Una fiscal de Lomas de Zamora pidió la captura nacional e internacional de un comisario de Lanús acusado de matar de un disparo en la nuca a Nicolás Vázquez, de 18 años, en un hecho ocurrido en la zona comercial de esa ciudad, en setiembre de 2013.

El comisario Héctor Alejandro Amarilla está imputado de homicidio doblemente agravado por alevosía y por su condición de policía. Al momento del hecho se desempeñaba en la Comisaría 2da de Lanús.

Fuentes judiciales precisaron a DiarioConurbano.com que la orden de captura fue emitida por el fiscal Nicolás Kazewsky de la UFI 8 de Lomas de Zamora y avalada por el juez de Garantías 3 ede Lomas de Zamora, Gustavo Gaig.

“La policía fue a buscar a Amarilla a su domicilio y el portero dijo que hacía algunos meses que no se lo veía por allí. Luego fue a un comercio donde hacía adicionales y allí explicaron que hacía dos días que no iba a trabajar”, precisaron las fuentes consultadas.

Esto hizo que el fiscal ordenara la captura nacional e internacional de este comisario, de 54 años, imputado de un delito gravísimo.

Según trascendió, se estaría gestionando un ofrecimiento de recompensa por datos por parte del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.

El 25 de setiembre de 2013 Nicolás Vázquez ingresó a un comercio ubicado en 9 de julio, casi Oncativo, y sustrajo la camiseta de la selección de España. Los encargados del local aseguraron que el joven de 18 años no mostró armas.

Cuando salió corriendo del lugar, empezó a ser perseguido por el comisario Héctor Amarilla, quien estaba vestido de civil y era custodio delcomercio. Algunos testigos escucharon un par de disparos en la corta persecución.

En Las Piedras al 1400, a unos 150 metros del comienzo de la persecución, el policía alcanzó a Nicolás Vázquez y lo mató de un disparo en el cuello.

Desde el inicio, las fuentes policiales aseguraron a la prensa que se había tratado de un enfrentamiento. Ahora, la justicia de Lomas de Zamora determinó que – prima facie – se trató de un enfrentamiento y por eso ordenó la captura del jefe policial.