Detienen a dos mujeres que vivían con la joven descuartizada en Tristán Suárez

La ex cuñada y otra mujer que vivían con Analía Itatí Oliveira, una joven de 24 años, que apareció descuartizada en Tristán Suárez tras estar desaparecida durante tres meses, fueron detenidas por ese hecho. También fue apresado un hombre que habitualmente concurría a la vivienda de Tristán Suárez en donde residía la víctima.

Los detenidos son Samantha Villagra, ex cuñada de Anañía, María del Carmen Giménez –ambas vivían con la víctima – y Federico Vega. Este hombre solía la visitar la casa de Tristán Suárez.

Fuentes judiciales informaron a DiarioCourbano.com que junto a esas tres personas fueron detenidas otras dos. Tras declarar, el fiscal Carlos Hassan, de la UFI descentralizada de Ezeiza, dispuso que fueran liberadas.

Si bien Oliveira se fue de la casa el 9 de agosto, su cuñada hizo la denuncia policial 12 días más tarde. Esto siempre generó fuertes sospechas en la familia de la víctima.

Las piernas del cuerpo de Analía fueron hallados en noviembre último en un descampado de Tristán Suárez. El resto del cuerpo no apareció pero las pericias determinaron que la data de muerte era muy cercana a la de la denuncia realizada por Villagra.

Aunque no fue confirmado oficialmente, trascendió que entre las pruebas que involucrarían a los tres detenidos se encuentran prendas de la víctima y el resultado de muestras de ADN.

Los tres detenidos están imputados de privación ilegítima de la libertad doblemente agravada. En los próximos días, el fiscal Carlos Hassan deberá decidir si les dicta la prisión preventiva.

Analía había venido desde Misiones en 2012. Su idea era poder estar más cerca de su novio, un cadete del Colegio Militar de la Nación. Se alojó en la casa de Samantha Villagra, una ex cuñada de Oliveira con quien tenía una buena relación.

El 9 de agosto pasado la joven  le dijo a Samantha que salía y volvía al otro día pero nunca regresó.

Samantha Villagra denunció la desaparición de Analía recién 12 días después. La joven prácticamente no tenía amigos en Tristán Suárez.

Oliveira trabajaba desde dos meses antes de su desaparición en un barrio privado de la zona de Tristán Suárez, en tareas de limpieza.

Analía había terminado la relación sentimental con su novio unos días antes de su desaparición. En un principio, el joven también fue objeto de investigación.