Detenidos en penales bonaerenses fabrican barbijos y camisolines para hospitales

Presos de distintas cárceles de la Provincia de Buenos Aires trabajan en la elaboración de insumos sanitarios para abastecer las propias instalaciones en las que están alojados, como también a centros de salud y hospitales dedicados a la lucha contra el coronavirus, de acuerdo con un relevamiento realizado en distintas unidades penitenciarias.

Fuentes del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) aseguraron  que los detenidos en distintos penales aportaron unos 19 mil barbijos y tapabocas y casi 500 kits sanitarios.

Además, explicaron que “se confeccionan a diario más de 2.200 elementos de protección personal para prevenir enfermedades”, destinados al uso de los privados de libertad y del personal penitenciario, así como para sus familiares.

En Los Hornos, mujeres privadas de libertad confeccionaron 427 kits sanitarios conformados por cofias, cubrezapatos, camisolines y barbijos, que fueron a la Dirección Provincial de Salud Penitenciaria para uso de los médicos y enfermeros que cumplen funciones en penales de la Provincia.

También en la cárcel de la localidad platense de Gorina montaron talleres de producción de barbijos, máscaras faciales y camisolines y los presos fueron capacitados para la confección de los elementos de seguridad e higiene.

Según las fuentes del SPB, en menos de una semana, llegaron a la cárcel máquinas de coser, rollos de friselina, rollos de telas de algodón, elásticos, radiografías, goma espuma, pistolas encoladoras, barras de silicona, tijeras, cloro, lavandina y pintura para jerarquizar el espacio laboral.

También las personas detenidas en la Unidad 5 de Mercedes elaboran 400 kilos de pan para distribuir a la población más afectada económicamente en esa localidad.

En la Unidad 30 General Alvear, los internos restauraron ocho camas en desuso, destinadas al hospital local: el trabajo solidario consistió en la pintura, soldadura y reparación de las camas.

Además, en varias unidades penitenciarias bonaerenses, implementarán un sistema de autocontrol de temperatura corporal.

Un grupo de personas trans alojadas en el penal de Sierra Chica también confeccionó barbijos, según informó la organización Otrans Argentina.