La mamá de Anahí Benitez, la adolescente de 16 años secuestrada y asesinada en 2017 en la Reserva Santa Catalina de Lomas de Zamora, demandará a la empresa de telefonía Claro por enviarle tarde los informes sobre el cambio de chip que realizó uno de los imputados por el crimen, en el celular de la joven.

La mujer publicó en su cuenta de Facebook un video donde cuenta lo que resolvió la empresa de telefonía que utilizaba su hija.

A través de un video, Silvia Pérez Vilor, la mamá de Anahí, contó que su hija tenía como servidor la empresa Claro, quien debía informar si había alguna alteración en el teléfono de la adolescente asesinada en 2017.

Según lo relatado por Pérez Vilor, la empresa informó once días después de la muerte de la chica que, el 30 de julio, es decir, un día después del secuestro de Anahí, que alguien insertó un chip nuevo en el teléfono. Ese persona era Marcelo Villalba, quien en esa fecha fue detenido y luego su ADN dio positivo en el cuerpo de la joven por lo que se comprobó que la violó.

Pérez Vilor manifestó que si la empresa hubiese informado el mismo día que ocurrió el cambio de chip, Anahí, hoy estaría con vida. La mujer inició una mediación con Claro para que fueran inculpados penalmente los operadores y el jefe de sector y acordarían una suma de dinero para destinar a una fundación. Sin embargo, la compañía le dijo que no se hará cargo y ahora le iniciará juicio por el femicidio de su hija.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Pérez Vilor, explicó que ahora se viene el juicio a la empresa telefónica. “Pensé que esto iba a ser algo que se caía de maduro porque están todas las pruebas en el expediente, pero no sé que más necesitan ver”, expresó.

Asimismo, criticó: “Es indignante que las personas tengamos que pasar por esto y que el estado no controle un servicio público como es una compañía telefónica porque están contratando delincuentes para un servicio”.

Cabe recordar que en junio de 2020, Marcos Bazán fue condenado a prisión perpetua por el femicidio de la adolescente. En la misma parte resolutiva, los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7 ordenaron que el novio y otros dos amigos de Anahí fueran investigados por presunto falso testimonio, al igual que tres testigos del condenado.

Bazán todavía no tiene sentencia firme. La semana pasada familiares y amigos del condenado se movilizaron hasta la sede del Tribunal de Casación Penal de la provincia de Buenos Aires, donde reclamaron por su absolución.

Por otro lado, la familia de Anahí todavía espera el inicio del juicio oral para el imputado Marcelo Villalba, cuyo ADN fue hallado en el cuerpo de la víctima. Villalba dejó de ser juzgado porque se concluyó que era “psicótico” y que no estaba en condiciones de estar en el juicio.

Hace unos meses, la Cámara de Apelaciones de Lomas de Zamora resolvió que el juicio oral lo tiene que hacer el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7, el mismo que estuvo a cargo del juicio por Marcos Bazán, pero con la constitución de otros jueces.

“Ya  se enviaron las notificaciones a las partes para que presenten la prueba y ni bien pase esa instancia comienza el juicio en el TOC 7, conformado con otros jueces”, afirmó la mamá de Anahí.