Denuncian por violencia de género a un juez de Familia de Lomas y le dictan una perimetral

Un juez de Familia de Lomas de Zamora fue denunciado por su ex pareja por violencia de género, la justicia le dictó una orden de restricción perimetral, y el funcionario no la respetó, al aparecerse en una fiesta en donde estaba la mujer. Así lo denunció la abogada de la víctima. “Ella vive con miedo porque no sabe qué es lo que ese hombre puede hacer”, contó la letrada.

Se trata del juez Gustavo Lullo, titular del Juzgado de Familia 5 de Lomas de Zamora. El magistrado en 2016 inició una relación sentimental con P.F. quien trabajaba en una defensoría oficial también de Lomas.

“A los pocos meses tuvieron una hija y ya desde el embarazo ella sufrió agresiones que incluyeron golpes”, contó la abogada de la víctima, Vanina Panetta.

En diálogo con DiarioConurbano.com, la letrada explicó que se separaron en 2018 justamente a raíz de las situaciones de violencia vividas por P.F.. “Poco después de la separación, no le pasaba el dinero para su hija y la hostigaba cuando se cruzaban en Tribunales”, narró la letrada.

P.F pudo empezar a superar la situación traumática vivida, contó su abogada, y en 2019 denunció a Lullo por “amenazas y lesiones” en la UFI 16 de Lomas, especializada en violencia de género. “La fiscal no lo imputó, lo notificó del inicio de la causa. No obstante, luego del informe de victimología, pidió que se le dictara una restricción perimentral para evitar que Lullo se acercara a mi defendida”, contó Panetta.

El juez de Garantías 8 de Lomas, Gabriel Vitale, dictó esa medida de impedimento, pero Lullo a fin de año apareció en la fiesta de la Defensoría General de Lomas, donde  estaba su ex. “Le generó una situación traumática poniéndose junto a ella. Algo inadmisible que hizo que lo volviéramos a denunciar, esta vez por desobediencia”, señaló la abogada.

Luego de esa vez, Lullo no tuvo más contacto con P.F..  ”Se lleva a la hija una vez cada 15 días nada más”, indicó Panetta, quien agregó que Lullo ya fue denunciado por otra ex pareja cuyos hijos presenciaron justamente las situaciones de violencia denunciadas por P.F.

“Mi defendida ahora tiene miedo porque vivió situaciones violentas y no sabe cuál puede ser la reacción de Lullo”, contó. Además, espera que avance la causa por amenazas y lesiones. “No es sencillo porque todos los testigos son empleados y funcionarios judiciales que pueden tener algún tipo de condicionamiento”, añadió.

A Lullo además les espera un jury por su desempeño como juez. Quienes lo juzgarán ya pidieron la denuncia que realizó P.F para analizarla también en el marco de ese futuro enjuiciamiento. Por estos días, Lullo es el juez de Familia de Lomas de Zamora que se encuentra de turno.