Declararon culpables a dos jóvenes por el crimen de un hombre en Villa Diamante

tribucentenarioEl Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de Lomas de Zamora condenó a dos delincuentes enjuiciados en las últimas semanas por un intento de robo seguido de muerte en Villa Diamante, Lanús. Si bien no dieron a conocer la pena y la acusación por la que permanecerán detenidos Claudio Gumucio, de 22 años y Luciano Álvarez, de 19, el tribunal indicó que ambos fueron partícipes del hecho donde perdió la vida Alberto Bermúdez, en el 2014.

 

Días atrás, la fiscal que lleva la causa – Sandra Rull – alegó para ambos detenidos la pena de prisión perpetua por los delitos de homicidio calificado criminis causa y robo con arma de fuego. Dicho pedido se basó en las distintas versiones de los testigos que se presentaron ante el tribunal en las distintas audiencias, quienes aseguraron haber visto a dos personas en el momento del hecho que coincidían físicamente con los detenidos.

Si bien Álvarez fue detenido a las horas de ocurrido el hecho, Gumucio llegó a juicio imputado por otros hechos que se sucedieron tiempo después de la muerte de Bermúdez, cuando se encontraba prófugo. Uno de ellos fue la muerte de Ezequiel Alejandro Alifraco, un oficial inspector de la Delegación de Drogas Peligrosas de la Policía Federal, el homicidio en grado de tentativa de Nicolás Quintana y Leandro Andrada en febrero de 2015, y robo calificado en banda a Rodrigo Rojas en septiembre de 2014.

El hecho que los llevó a juicio ocurrió  el 7 de octubre de 2014, por la noche, en Sayos y Molinedo, en Villa Diamante, cuando Alberto Bermúdez circulaba en su auto Volkswagen Gol gris y fue interceptado por Gumucio y Álvarez, quienes se movilizaban en una moto. Al resistirse a bajar del mismo, los jóvenes le dispararon tres veces a Bermúdez, lo dejaron inconsciente en el piso y, ante la imposibilidad de poner en marcha el auto, huyeron del lugar llevándose la billetera de la víctima.

Desde un comienzo, la defensa de Álvarez intentó demostrar que su defendido no estaba en condiciones físicas de estar el día del hecho en las calles nombradas, sino que horas antes había tenido una discusión por drogas y había terminado en el UPA de Fiorito para ser atendido por sus heridas. Esta versión fue, claramente, descartada por los jueces del TOC 4, del que se espera que en los próximos días notifique las penas correspondientes para cada imputado.