“Dame el anillo porque te quemo”: la frase que recordaron los empleados de Adrián Albanese

“Dame el anillo porque te quemo”. Con esa frase, uno de los empleados de Adrián Albanese resumió el momento en que el dueño de la pizzería de Banfield fue asesinado a sangre fría, en julio de 2019. La primera audiencia se realizó este viernes en los Tribunales de Lomas de Zamora.

El juicio a Denis Iván Ramírez comenzó este mediodía ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 8 de Lomas de Zamora. El imputado de 24 años llegó acusado por “robo agravado por empleo de arma de fuego en concurso real con homicidio agravado criminis causa, y por la participación de un menor de 18 años”.

Según la acusación, el homicidio ocurrió el 20 de julio de 2019 cuando tres personas armadas ingresaron a la pizzería “Don Albanese”, que estaba ubicada en la esquina de avenida Adolfo Alsina y Peña, en Banfield. Tras exigirle dinero al dueño del local y robarles las pertenencias a sus empelados, los delincuentes le dispararon a Albanese y escaparon en un Ford K color blanco por la avenida Alsina en dirección a Remedios de Escalada.

Cristian, uno de los repartidores que trabajaba en la pizzería, explicó que esa noche ya habían bajado las persianas del lugar cuando uno de los ladrones le apuntó con un arma y le dijo “esto es un robo, dame todo lo que tengas”.

“Le di lo que tenía más el pago de esa noche y me pidió que me quedara en el rincón arrodillado. No vi nada porque me quedé en el rincón, pero escuchaba ‘dame esto’. Después le dijo a Adrián ‘dame el anillo porque te quemo’. Él le dijo ‘el anillo no te lo doy, ya le robaste a todos’ y ahí escuché el disparo”, relató.

El debate en el que participa como fiscal de juicio Sandra Rull, contó con la declaración de otros tres jóvenes que trabajaban en el local de comidas, un personal policial que en ese momento se desempeñaba como jefe de la Comisaría 2da de Banfield y vecinos.

“Esa noche salí del local que -ya tenía las persianas bajas- con el celular en la mano porque estaba por llamar a mi novia, cuando vi que un auto blanco se acercaba. Yo estaba distraído. Bajó un muchacho joven y me preguntó si había cerrado la pizzería y le contesté que sí. En ese momento veo el revólver. Me agarró y me metió en el local y dijo que es un robo”, recordó otro de los jóvenes.

Y agregó: “Me pidió la plata, me dijo que me tirara al piso y empezó a robar al resto. Dos de ellos se metieron en el mostrador y empezaron a pedir plata. Lo golpearon con el arma a Adrián, quien le dijo que no tenía más plata y le pidieron el anillo. Se lo quisieron sacar y no pudieron. Antes de retirarse le pegaron un tiro y quedamos todos shockeados por lo que pasó”.

Los otros testigos en declarar fueron un matrimonio que llegaba a su domicilio cuando se cruzaron con el auto de los delincuentes que conducían en contramano.

“Estábamos llegando a Peña y Alsina con mi marido cuando veo un auto en contramano. Bajaron tres, agarraron a un chico que estaba parado en la puerta de la pizzería y lo metieron adentro. Pensé que estaban festejando el día del amigo. Después bajé del auto, pero volví porque me había olvidado las llaves y ahí fue cuando escuché el tiro”, afirmó la mujer.

El juicio pasó a un cuarto intermedio hasta el próximo viernes, cuando declararán más testigos.