Crimen del pizzero de Banfield: Esperan el juicio oral para uno de los acusados

En el transcurso de este año se espera que uno de los acusados por el crimen de Adrián Albanese, el dueño de una pizzería de Banfield asesinado durante un robo en julio de 2019, pueda ser sometido a juicio oral y público. Se trata de Denis Iván Ramírez, de 23 años, quien será juzgado por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 8 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

Fuentes judiciales informaron a DiarioConurbano.com, que la causa se encuentra ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 8, en etapa de ofrecimiento de prueba y  este año podría iniciarse el debate oral y público contra Denis Iván Ramírez, acusado del delito de “homicidio agravado criminis causa por robo agravado por el empleo de arma de fuego”.

El imputado es uno de los tres delincuentes que la medianoche del 20 julio de 2019 ingresó a robar a la pizzería “Don Albanese” ubicada en la esquina de avenida Adolfo Alsina y Peña en Banfield.

De acuerdo a las fuentes policiales, previo al homicidio Ramírez tenía un antecedente por robo de diciembre de 2016 en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 14 de Lomas de Zamora, otro por “robo agravado” de septiembre de 2017 en la UFI 6 y otro por el mismo delito en la UFI 2 del mismo distrito.

El otro imputado es un joven que en el momento del hecho era menor y sería el autor del disparo que le causó la muerte a Albanese. El acusado de 18 años fue recapturado en julio del año pasado tras fugarse del Centro de Recepción y Ubicación de Menores (CREU) de Lomas de Zamora donde espera para ser juzgado.

En tanto, Martín Adrián “Vela” Lugo (24), único prófugo por el homicidio, murió en enero de 2020 tras chocar la moto robada en la que circulaba contra un colectivo en Remedios de Escalada.

El hecho

El hecho ocurrió el 20 de julio de 2019 cuando tres personas armadas ingresaron a la pizzería “Don Albanese” con el objetivo de robar. Tras exigirles a los clientes que estaban en el lugar sus pertenencias también se robaron el dinero que había en la caja registradora.

Según lo relatado por algunos testigos, el dueño del local intentó resistirse al robo y uno de los ladrones le disparó y murió a los pocos minutos. Luego de cometer el robo, los delincuentes se escaparon en un Ford K color blanco por la avenida en dirección a Remedios de Escalada.