Crimen del diácono: Por temor a que huyan, dispusieron que los acusados sigan en prisión

La Cámara de Apelaciones de Lomas de Zamora ratificó la prisión preventiva y dispuso rechazar la excarcelación de los dos detenidos por el crimen del diácono Guillermo Luquin, ocurrido en junio de 2019, en su vivienda de Temperley.

Fuentes judiciales informaron a DiarioConurbano.com que los jueces consideraron que “tal como lo plantea el fiscal, la excarcelación de los imputados puede permitirles evadir la acción de la justicia”. Además, coincidieron en que la pena expectativa es muy alta.

Roberto Javier Céspedes, de 20, y su pareja Leonel Iván Martínez, de 21 años están imputados “homicidio en concurso real con robo agravado”.

Según la investigación, el 7 de junio por la noche los dos acusados ingresaron a la vivienda de Luquin, a quien conocían ya que uno de ellos vivía a 4 cuadras de la su casa, ubicada en Bombero Ariño al 800, en el barrio Villa Galicia en Temperley.

Al parecer, en el marco de un intento de robo, los jóvenes golpearon con un velador y un cortafierros al diácono, a la vez que le provocaron cortes en el cuello con un arma blanca. Ocasionándole la muerte.

Según la acusación, los dos imputados huyeron del lugar llevándose el celular de Luquin. Se entregaron dos días más tarde en la Comisaría de Villa Galicia.

Tras la resolución de la Cámara de Apelaciones de Lomas, Céspedes y Martínez deberán esperar en prisión el juicio oral y público.