Crean un comité para prevenir y solucionar conflictos en la Cárcel de Lomas

A partir de una iniciativa impulsada por el el jefe del Servicio Penitenciario Bonaerense, Xavier Areses, el Ministerio de Justicia y de DDHH bonaerense, y el juez de Necochea, Mario Juliano, comenzó a funcionar el Comité de Prevención y Solución de Conflictos en la Unidad N°40 de Lomas de Zamora, que tiene como objetivo crear soluciones que incluyan la participación tanto de internos como del personal penitenciario. 

En diálogo con DiarioConurbano.com, Aimé Silva, integrante del Comité y del Centro de Estudios Judiciales (CEJ), aseguró: “Esto abre un cambio estructural del sistema penitenciario porque permite la vía del diálogo e incluye a la personas privadas de su libertad. Es un acto democrático e histórico para mejorar la vida de las personas”. 

Esta instancia busca resolver los posibles conflictos que se presentes pero también crear estrategias de prevención. El Comité es encabezado por el Servicio Penitenciario; y el de la Unidad N° 40 de Lomas de Zamora está integrado por el Patronato de Liberados, el personal penitenciario, el CEJ y los internos. 

“La persona que ingresa al programa sabe que tiene responsabilidad. En el caso de prevención se deja abierta una vía y si alguien comete una falta, en vez de ir a la sanción administrativa, se propone darle una posibilidad de reparar el daño de muchas maneras mientras no cometa otra”, comentó Silva.

La propuesta comenzó en la Unidad 15 de Batán en Mar del Plata y se espera que cada Unidad reconozca sus particularidades para poder acudir a la prevención y resolución de los conflictos de manera adecuada a sus características. En Batán, tuvo una activa participación el juez Mario Juliano, de Necochea, y referente de la Asociación de Pensamiento Penal (APP). 

Con respecto a la reacción de la propuesta dentro de la Unidad, Silva especificó que “fue muy bien recibida”. “Ya es impactante verlos sentados en iguales condiciones tanto a los internos como a los penitenciarios. Las personas privadas de su libertad coinciden en que la pacificación, a través del diálogo hará que vivan mejor”, aseveró la integrante del CEJ. Se espera que el Comité mantenga un seguimiento con datos que de cuenta de cómo funciona. 

En este sentido, la sanidad, el acceso a la educación, la formación laboral, la capacitación del personal penitenciario, la eliminación de los “buzones” -que tienen grandes consecuencias sobre los reclusos- y los tratos entre los internos y el personal son algunas de las prioridades por abordar.

También Silva explicó que “es el momento histórico” para realizarlo debido al “nivel de población del sistema carcelario”. “Este ritmo no se puede sostener, es el momento para hacer algo, incluyendo a las personas encerradas y abriendo posibilidades”, opinó la integrante del Comité.  Según lo relatado, se activan tres o cuatro comités por semana, lo cual permite ver la direccionalidad política que tiene la propuesta.