Caso Florentin: Dos testigos se contradijeron en el inicio del juicio

Con testimonios donde hubo contradicciones entre los testigos, se realizó la primera jornada del juicio por la muerte de Elías Florentín, un joven de 19 años asesinado en un intento de robo en la localidad de San Francisco Solano, en julio de 2018. El debate continuará la próxima semana.

En el inicio del juicio oral y público por la muerte de Elías Florentín, por el cual está acusado Nicolás Javier González por el delito “homicidio en concurso real por robo agravado por empleo de arma de fuego”, se escucharon los testimonios de familiares y víctimas del hecho, los cuales mostraron contradicciones, o al menos dos de ellos, quienes en rueda de reconocimiento apuntaron contra el acusado y hoy dieron una versión distinta.

La primera en declarar fue Alba Florentín, la madre de la víctima. Muy angustiada durante toda la audiencia, la mujer recordó cuando Enzo, el amigo de su hijo, le contó lo que había pasado esa noche. Después, Florentín relató ante los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 que en busca de información sobre el asesino de su hijo, tuvo que caminar por el barrio y hablar con muchos vecinos.

Me dijeron que era una zona liberada y que todos conocían a este chico, que esa era la cuadra donde él robaba siempre. Yo no conocía Falucho y Los Hornos (lugar donde ocurrió el hecho) hasta que le dispararon a mi hijo”, explicó.

Luego fue el turno de Enzo, el amigo de Elías. Fue quien estuvo con él la noche del homicidio. Relató que ese día estaban juntos en su casa y que luego acompañaron a su novia a su domicilio.

“En la calle Falucho y Los Hornos se nos acercó un auto negro, de dos puertas. Se detuvo y bajó Nicolás (el imputado), que tenía un arma. Nos dijo que nos quedemos tranquilos y que les entreguemos nuestras pertenencias. Logró robarle las cosas a mi ex suegra y seguía pidiendo cosas. Elías le dio la campera y le pidió dinero. Él le dijo que no tenía dinero y le disparó”, afirmó.

Luego el fiscal del caso, Hugo Carrión, le preguntó al joven si podía reconocer al agresor y Enzo respondió que sí. Inmediatamente, se levantó, observó a todas las personas que estaban presentes en la sala grande de juicio orales y señaló a González como la persona que le disparó a su amigo.

Cuando llegó el turno de la ex novia de Enzo y la madre de la chica, ambas tuvieron “inconvenientes” en el momento de recordar a la persona que las asaltó. Coincidieron en que el joven que las apuntó con un arma estaba nervioso, que les pidió el celular y luego disparó contra Elías. Luego manifestaron que “no es (González)” la persona que les robó. Sin embargo, en su anterior declaración prestada durante la rueda de reconociendo afirmaron que se trataba de él.

La mamá del fallecido me llamaba para decirme que tenía que decir que fue él o me iba a escrachar. Yo estaba confundida en ese momento. Dije que sí (que era él) para sacarme el peso de encima. Tuve que cambiar de casa y de número de teléfono”, señaló la madre de la joven. No obstante, cuando los jueces le preguntaron si estaba amenazada, la mujer respondió que no.

Al respecto, el representante del Ministerio Público solicitó al Tribunal la inmediata detención de la mujer por el delito de falso testimonio. La defensa, por su parte, no acompañó el pedido. Luego de un cuarto intermedio, por unanimidad, los jueces decidieron no hacer lugar al pedido de la fiscalía hasta el momento de dictar sentencia.

El hecho

El hecho ocurrió el 5 de julio de 2018 cuando Elías Florentín, de 19 años, y un amigo acompañaron hasta Falucho y Los Hornos, en San Francisco Solano, a la novia y a la suegra del amigo.

Según la acusación, en el camino fueron interceptados por dos personas mayores de edad –una de ellas no identificada- que circulaban en un auto Ford Ka de color negro. Nicolás González, siempre según la acusación, descendió con arma de fuego y se apoderó de una bolsa que contenía artículos de higiene personal que llevaba la madre de la chica. Florentín no tenía el celular porque se le había roto y como el asaltante no le creyó, le disparó en el estómago al joven.