Llega a juicio oral la causa por el crimen de un joven frente al Bingo Adrogué

Lo dispuso el juez de Garantías de Lomas de Zamora Gabriel Vitale. El imputado es un policía retirado que disparó contra dos jóvenes hermanos que se acercaron a intentar evitar que el hombre continuara agrediendo a su pareja. Mauro Silva falleció al recibir uno de los balazos, mientras que su hermano Renzo terminó herido. El hecho ocurrió en hace un año frente al Bingo de Adrogué.

El juez de Garantías de Lomas de Zamora Gabriel Vitale dispuso la elevación a juicio oral y público de la causa por la muerte de Mauro Silva, un joven de 26 años asesinado por un efectivo retirado de la Policía Bonaerense, en un hecho ocurrido en julio de 2013 frente al Bingo de Adrogué. La víctima, junto a su hermano Renzo, intentaron impedir que el agresor continuara golpeando a su pareja en la calle y, en esas circunstancias, fueron agredidos a balazos.

En su resolución, el titular del Juzgado de Garantías 8 rechazó el pedido de morigeración de pena para el ex policía Mario Correa, de 59 años. De haberse hecho lugar a esta solicitud de la defensa, el imputado podría esperar el juicio oral en libertad, situación que no ocurrirá.

Fuentes judiciales señalaron a DiarioConurbano.com que Correa llegará imputado a juicio oral por los delitos de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego y tentativa de homicidio agravado”.

A raíz de que el año próximo, cuando posiblemente se desarrolle el debate oral ya va estar vigente la ley de juicio por jurados, a Correa se le ofreció ese sistema de juzgamiento, pero, utilizando su derecho como imputado, se negó.

En su pedido de elevación a juicio oral – ahora avalado por el juez Vitale – el fiscal de Lomas de Zamora Gustavo Martínez citó testimonios y pericias reunidos en la instrucción. Así, detalló que Mario Ariel Correa, ex policía de 59 años, hirió de dos balazos a Renzo Silva en su pierna izquierda, mientras que mató de otros dos tiros a Mauro que impactaron en su tórax.

De acuerdo a la investigación, Correa estaba agrediendo a su mujer cuando los hermanos Silva –que estaban en una panchería cercana – caminaron hacia el agresor y le pidieron que dejara de agredir su pareja.

Todo ocurrió el 2 de julio de 2013  a las 21 frente al Bingo de Adrogué, ubicado en la avenida Hipólito Yrigoyen y Quinquela Martín.

Luego de los gritos de los jóvenes, el ex policía extrajo un arma calibre 9 milímetros y les disparó. Al ver que había impactado en los dos muchachos intentó refugiarse en el Bingo pero fue detenido.