Condenaron por segunda vez cinco hombres por el crimen de un empleado en Monte Grande

tribunales lomas

Cinco hombres fueron hallados culpables este martes del crimen de Jorge Mantelman, el empleado de un estudio jurídico asesinado por encargo en 2005 en Esteban Echeverría, al cabo de un segundo juicio, ya que el primero fue anulado por Cámara de Casación bonaerense.

El veredicto de culpabilidad fue dictado este martes por el Tribunal Oral Criminal (TOC) 3 de Lomas de Zamora, el mismo que había llevado adelante el primer juicio en 2011, en el que los acusados también habían sido condenados.

Durante la audiencia de este martes, los magistrados solo informaron que los acusados Pablo Mattano, Walter Isla, Jorge Leiva, Luis Duré y José De Marco fueron hallados culpables y que serán condenados, aunque no dieron a conocer la pena que les aplicarán, la cual darán a conocer el lunes próximo a las 11.

No obstante, si el delito por que fueron hallados culpables es el de “homicidio calificado por promesa remuneratoria con el concurso premeditado de dos o más personas”, tal como requirió la fiscalía, la pena prevista es la de prisión perpetua.

Sólo uno de ellos, De Marco, no podrá ser condenado a perpetua, debido a que fue apresado en la localidad española de Calahorra, en el norte del país ibérico, y en su tratado de extradición acordó que no podía recibir una pena superior a los 25 años.

La última audiencia del debate que se inició pasado este mediodía en los tribunales situados en Perón (ex Camino Negro) y Larroque, de Banfield, se llevó a cabo en dos etapas: primero se realizó una lectura para los acusados y sus familias; y luego para la fiscalía y el particular damnificado, para evitar incidentes, explicaron fuentes judiciales.

“Estoy más tranquilo, pero aún quiero llegar al final y escuchar las penas”, dijo a Télam Ariel Mantelman, hijo de la víctima.

La fiscal del juicio, Viviana Giorgi, y el abogado que representa a la viuda de Mantelman, Ricardo Bois, habían pedido para los cinco acusados prisión perpetua mientras que las defensas reclamaron las absoluciones.

“Las pruebas están y son contundentes. Tenemos fe en la Justicia y esperamos que actúe como corresponde”, dijo Mantelman hijo antes de la audiencia.

Este es el segundo debate por el que pasa la familia en busca de Justicia, ya que en 2011 se realizó otro en el que los cinco acusados, más un sexto, Luis Salsamendi, un ex cuñado de la víctima que murió en prisión, fueron condenados a prisión perpetua.

Pero ese juicio fue anulado en diciembre de 2018 por la Cámara de Casación bonaense tras las apelaciones planteadas por las defensas.

Los camaristas considerar entonces que el fallo condenatorio tenía “vicios esenciales”, ya que no existieron “elementos directos de comprobación”.

“Hay elementos de prueba cuyo ensamble fue llevado a cabo anárquicamente, sin que entre ellos pudiese descubrirse un hilo conductor”, indicaron los magistrados de Casación al ordenar un nuevo juicio, al que los acusados llegaron detenidos, salvo De Maco, que goza de arresto domiciliario.

La investigación del crimen de Mantelman se inició el 31 de marzo de 2005, cuando el empleado fue encontrado asesinado de un balazo en la cabeza dentro de su Fiat Siena, en la ruta 4 y la calle Espora, de la localidad de Villa Transradio, de Esteban Echeverría, en la zona sudoeste del conurbano.

A partir del análisis de los llamados telefónicas y de declaraciones de testigos, los imputados fueron detenidos entre abril y junio de 2007 acusados de haber cometido el crimen por encargo de su ex cuñado, con quien tenía problemas por una deuda.