Condenaron a prisión perpetua al policía que mató a un joven en Lanús

El Tribunal Oral en lo Criminal N°10 de Lomas de Zamora condenó este miércoles a la pena de prisión perpetua al policía que asesinó de un palazo en la cabeza a un joven a la salida de un boliche, en junio de 2014. El fallo del tribunal coincidió con lo que había solicitado en su alegato el particular damnificado.

El fallo por unanimidad del Tribunal Oral en lo Criminal N°10 de Lomas de Zamora recayó sobre Rodolfo Leonardo Díaz por el delito de “homicidio agravado por haber sido cometido en ejercicio de su función como personal policial”, en perjuicio de Pablo Olivera, de 28 años.

En la misma resolución, los jueces José Ignacio Polizza, Susana Mabel Silvestrini y Daniel Julio Mazzini solicitaron que se investigue a otro miembro de las fuerzas de seguridad que estuvo junto a Díaz la noche que ocurrió el hecho.

El fiscal Jorge Bettini Sansoni había solicitó en su alegato la pena de 25 años de prisión para el ex integrante de la Policía bonaerense. En tanto, Brian Magnaghi, abogado de la familia constituida como particular damnificada, pidió la prisión perpetua para el ex agente, quien le pegó con su tonfa en la cabeza a Olivera.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Patricia Oviedo, la mamá de la víctima, manifestó: “Se hizo justicia. Estoy contenta por mi hijo porque pudo tener justicia, aunque sé que nunca más lo voy a ver. Agradezco a mis abogados por lo que hicieron”.

Por su parte, Brian Magnaghi, abogado de la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI) que representó a la familia del joven, dijo: “Estamos contentos porque si no me equivoco es la primera vez que con la Correpi conseguimos una sentencia perpetua sin haber tenido el acompañamiento de la fiscalía y con fallo unánime. El homicidio fue agravado porque Díaz, quien era oficial de policía, abusó de su función”.

Además, Magnaghi destacó el pedido realizado por los jueces para que se investigue al compañero de Díaz. “Se inició una investigación para el policía que fue testigo del hecho para ver la participación concreta que tuvo en el asesinato. Además, porque en el juicio mintió al decir que ninguno de los dos tenían tonfas y el propio Díaz después dijo que hubo tonfa”, aseguró.

A su vez, el letrado explicó a DiarioConurbano.com que también se trasladó una petición a Asuntos Internos de la Policía para que se inicie un sumario administrativo al oficial que será investigado.

El caso                                   

De acuerdo con la acusación, Díaz –por entonces miembro de la Policía bonaerense- mató de un palazo en la cabeza a Pablo Olivera, de 28 años, en un hecho ocurrido el 2 de junio de 2014. Esa noche, Olivera fue con su hermano y unos amigos al bar Open, ubicado en 25 de mayo e Hipólito Yrigoyen, en Lanús. En un momento, según contó la familia del joven, se produjo una pelea entre el cuñado del joven y su pareja, quien fue sacado a los golpes por los patovicas.

En ese contexto, los jóvenes salieron del lugar y mientras intentaban parar la agresión, la policía tiró gases para dispersarlos y luego fueron perseguidos por las calles. Olivera fue alcanzado a unas cuadras del lugar por el policía Rodolfo Díaz, quien le pegó en la cabeza con su tonfa.

Olivera fue trasladado al Hospital Evita de Lanús, donde estuvo internado dos días y finalmente falleció a raíz del golpe en la cabeza que le causó un traumatismo encefálico craneano.