En juicio abreviado, condenaron a 11 años al asesino de Joshua “Toti” Vaello

Vaello TotiEl único acusado y detenido por la muerte de Joshua “Toti” Vaello, en un hecho ocurrido en Fiorito en 2015, fue condenado a 11 meses y medio de prisión, luego de tener un juicio abreviado en los primeros meses del año. En este sentido, Adrián Santillán Torres, quien disparó sin previa pelea ni discusión contra el joven y sus amigos,fue condenado por homicidio agravado por el uso de arma de fuego y tentativa de homicidio por haber herido a un amigo de la víctima, por decisión del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Lomas de Zamora, y el común acuerdo del defensor y el fiscal. El fallo recién se conoció en estos días y la familia de la víctima no estaba anoticiada de la decisión del TOC. Funetes judiciales aclararon que “no existe obligación de una notificación formal a la familia de la víctima”.

En diálogo con Diarioconurbano.com el padre de “Toti”, Cristian Vaello, indicó que “nunca” se avisó a la familia sobre el acuerdo, y manifestó que “no hay compromiso con los damnificados” en los hechos criminales. “Yo tendría que tener comunicación (con la Justicia), si me hubiesen llamado, yo iba. Me incomoda esta situación porque nos tendrían que haber avisado” lamentó el padre del joven.

“Hasta el día de hoy seguimos sufriendo” aseguró Cristian en relación a lo sucedido hace dos años, y relató: “queremos tratar de seguir viviendo sabiendo que no está más entre nosotros”. En este sentido, aseguró que junto con su familia están dedicados exclusivamente a un comedor que lleva el nombre de “Toti”, donde se acercan más de cien chicos a comer. “Yo fundamenté mi vida en el comedor, deposito todas mis energías ahí” aseguró.

Por último, indicó al portal que su esperanza es que “no haya otro Toti”, y lamentó que “haya uno todos los días”. “La Justicia que nos cuida está del otro lado, no del lado de los buenos. Mi dolor va a seguir adentro” finalizó.  

La mañana del 17 de mayo de 2015, Toti estaba con unos amigos en la calle Canadá al 100. Volvían de bailar y solían juntarse allí. En ese momento llegó  un grupo de jóvenes armados y sin discusión ni forcejeos dispararon directamente a Joshua y a uno de sus amigos.

El joven recibió un tiro en el estómago y murió horas después en el Hospital Gandulfo, y un amigo sólo resultó herido en una pierna. El agresor y sus cómplices se fueron del lugar caminando.

El 18 de julio de 2016, Santillán Torres, sobre quien pesaba una orden de detención y quien estuvo prófugo más de un año tras el hecho, se enfrentó a balazos con un grupo de efectivos que lo intentaron apresar en Ezeiza, cuando tomaba cerveza en un maxikiosco.  El imputado  recibió un balazo en el estómago y fue trasladado al Hospital de Cañuelas, donde quedó detenido