Condenan a perpetua al asesino de un reconocido kinesiólogo de Lanús

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 9 de Lomas de Zamora condenó a prisión perpetua a un hombre de 35 años por el crimen de un kinesiólogo Marcos Laranga, ocurrido en Lanús, en  marzo de 2014.

Fuentes judiciales informaron a DiarioConurbano.com que los jueces hicieron lugar al pedido de pena realizado por la fiscal Viviana Giorgi.

El condenado – Lucas Verón, de 35 años, – fue detenido tres años después del hecho cuando estaba por jugar un torneo de penales en la localidad de Canning. El caso había tenido una importante repercursión, además, porque Verón integraba la banda de “Turrón”, un joven criminal que asolaba la zona de Villa Jardín, en Lanús Oeste.

El 12 de marzo de 2014, Laranga salía de su casa de la calle Balcarce al 2800, en Valentín Alsina, y esperaba a su mamá en una Ford EcoSport, estacionada en la puerta. Pasadas las 17.30, dos jóvenes se le acercaron. Uno le apuntó con un arma y él se bajó de la camioneta. No se resistió, pero el que se sentó al volante no supo encender el motor. Nervioso, su cómplice quiso arrancarle la riñonera y, como no pudo, disparó dos veces.

El cómplice de Verón, Rodrigo Ondebil, según trascendió, murió en mayo de ese año al recibir un balazo de otro delincuente en momentos en que ambos intentaron asaltar a un automovilista en Lanús.

Luego de más de tres años de investigación, Verón – que había jugado al fútbol en las inferiores de El Porvenir – fue apresado cuando estaba por disputar un campeonato de penales en Canning.