Condenan a perpetua a dos hombres que torturaron y mataron a un joven en Varela

Un tribunal de Lomas de Zamora les aplicó prisión perpetua. El hecho ocurrió en esa localidad en 2011. Tras golpear y torturar a Carlos Fretes, de 22 años, los homicidas lo llevaron a un descampado donde lo siguieron agrediendo brutalmente. Luego, quemaron el cadáver. Aún hay un prófugo que participó del hecho, y los jueces ordenaron investigar a dos mujeres vinculadas.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 5 de Lomas de Zamora condenó a prisión perpetua a dos hombres por secuestrar, torturar, y matar a un joven de 22 años, en un hecho ocurrido en 2011, en Florencio Varela. Los asesinos quemaron el cadáver en un descampado de Longchamps.

Por el hecho, aún hay un hombre prófugos que participó activamente del homicidio. En tanto, los jueces ordenaron investigar a dos mujeres por su presunta participación en el hecho.

Fuentes judiciales informaron a DiarioConurbano.com que durante el juicio oral quedó acreditado que Santiago Montt, de 37 años, el 11 de diciembre de 2011 por la madrugada, se cruzó con Carlos Fretes y con engaños lo invitó a su hija. Esto ocurrió la calle Rawson del barrio Agustín Ramírez, en Florencio Varela.

Fretes, a quien conocían en el barrio como El Pelado, ingresó a la casa de Montt. Allí fue sorprendido por Américo Mena, de 56 años.

Ese hombre comenzó a acusar y golpear a Fretes. Aseguraba que el joven había entrado a robar a su casa o sabía quién lo había hecho. En la golpiza participaban también Montt y su hijastro, Marcelo González.

Los testigos aseguraron que los gritos de Fretes se escuchaban desde fuera de la vivienda. La víctima fue torturada y golpeada – especialmente en la cabeza – durante un par de horas.

“Se escuchó el ruido de una moladora. Mena le decía a Fretes: ´te voy a cortar las piernas´”, relató un testigo.

Totalmente golpeado, Fretes fue subido al baúl de un Peugeot 504 aportado un vecino que aún se encuentra prófugo, identificado como Claudio Ortíz. En ese momento, la víctima fue vista con vida por lo que se sospecha que falleció por nuevos golpes que recibió poco más tarde.

Mena, Montt y los otros dos hombres abandonaron el cuerpo sin vida de Carlos Fretes en un descampado ubicado sobre la calle República Argentina, en Longchamps.

El cadáver presentaba quemaduras en el 60 por ciento de su cuerpo. Los testigos, en este sentido, recordaron que los responsables del hecho cargaron en el auto una garrafa y un soplete.

Las pericias determinaron que Fretes falleció como consecuencia un traumatismo cráneo-encefálico grave y quemaduras

La fiscal de juicio fue Olga Marina Rocovich. En tanto, el TOC 5 de Lomas de Zamora estuvo integrado por los jueces María del Carmen Mora, Guillermo Puime, y Pedro Pianta.  

En el juicio se comprobó lo actuado en la instrucción por la fiscal de Lomas de Zamora, Mariana Monti. Por esto, los jueces condenaron a Claudio Mena y a Santiago Montt a prisión perpetua por los delitos de homicidio calificado en concurso real con tenencia ilegal de arma de uso civil.

Cabe recordar que el hijo de Menna falleció antes del juicio. En tanto, el tribunal ordenó investigar si dos mujeres relacionados con uno de los condenados participaron del crimen.