Con un mural, recordaron en Lanús a Nicolás Vázquez, víctima de gatillo fácil

Familiares y amigos de Nicolás Vázquez, un joven asesinado en Lanús Este por un comisario en setiembre de 2013, pintaron un mural en homenaje al joven y volvieron a reclamar justicia y la inmediata detención del acusado, quien se encuentra prófugo.

La actividad se desarrolló en la Plaza Carlos Gardel, ubicada en Aconcagua y Héroes de Malvinas, en Remedios de Escalada.

Junto a la madre de Nicolás y su hermana, Anahí Vázquez, estuvieron presentes el diputado provincial (FPV) Miguel Funes, la concejal de Lanús (FPV) Mabel Gagino, el consejero escolar de ese distrito Agustín Balladares (FPV), y el director de Prevención de Violencia Institucional de Lomas de Zamora, Gonzalo Bugatto. También participó la abogada Marina Pirro, que representa a la familia de Nicolás Vázquez en la causa.

Junto a la frase “nadie es capaz de matarte en nuestro corazones” quedó plasmada la imagen de Nicolás Vázquez en un mural de la Plaza Carlos Gardel.

En el cierre de la actividad – más breve de lo pautado por la lluvia que comenzó a caer – habló la hermana de Nicolás, Anahí Vázquez, que viene reclamando justicia desde pocas horas después del hecho.

Vázquez recordó a su hermano y sostuvo que fue víctima del gatillo fácil policial. “Esperemos que nadie proteja al comisario Héctor Amarilla que sigue prófugo y que la Justicia ya determinó que mató a mi hermano”, sostuvo.

Amarilla tiene captura nacional e internacional dictada hace 20 días por el fiscal de Lomas de Zamora Nicolás Kazewsky, pero continúa prófugo.

El 25 de setiembre de 2013 Nicolás Vázquez ingresó a un comercio ubicado en 9 de julio, casi Oncativo,  en Lanús Este, y sustrajo la camiseta de la selección de España. Los encargados del local aseguraron que el joven de 18 años no mostró armas.

Cuando salió corriendo del lugar, empezó a ser perseguido por el comisario Héctor Amarilla, quien estaba vestido de civil y pasaba por el lugar. Algunos testigos escucharon un par de disparos en la corta persecución.

En Las Piedras al 1400, a unos 150 metros del comienzo de la persecución, el policía alcanzó a Nicolás Vázquez y lo mató de un disparo en el cuello.

Desde el inicio, las fuentes policiales aseguraron a la prensa que se había tratado de un enfrentamiento. Ahora se espera que la Justicia determine cómo sucedieron exactamente los hechos e identifique a los responsables.