Con las reuniones sociales, Lomas registró un aumento en las denuncias por abuso sexual infantil

Con las recientes aperturas habilitadas, se registró en los Tribunales de Lomas de Zamora un aumento en las denuncias de abuso sexual infantil en sintonía con los casos de grooming. Se estima que un importante porcentaje de los abusos ocurren en el domicilio de la víctima y el distanciamiento imposibilita los espacios de ayuda mientras se convive con el propio abusador. 

En diálogo con DiarioConurbano.com, la fiscal María Delia Recalde, titular de la UFI 9 de Lomas de Zamora especializada en Trata, Delitos Informáticos y Sexuales, argumentó que “un factor determinante para el descenso de las denuncias durante las restricciones fue el cierre de los lugares como escuelas, y la atención remota en otros”.

“Entiendo que se han venido dificultando las posibilidades de pedir ayuda por la menor posibilidad de contacto de los niños con docentes, a quienes suelen acudir y contarles los padecimientos de los que son víctimas, siendo los educadores quienes cada vez más son los que realizan las denuncias policiales y judiciales”, explicó.

Si bien el aislamiento social trajo una mayor exposición de niños y adolescentes dentro de los hogares, a su vez desde agosto hubo un nuevo incremento en las denuncias ya que muchos menores comenzaron a visitar a amigos o familiares.

“Entiendo que durante el aislamiento más estricto se dificultaron las posibilidades de pedir ayuda por la menor posibilidad de contacto de los niños con docentes –a quienes suelen acudir y contarles los padecimientos de los que son víctimas, siendo los educadores quienes cada vez mas son los que realizan las denuncias policiales y judiciales-“, agregó la fiscal.

En línea con la hiperconectividad del contexto, la fiscal advirtió que hubo un 30% de aumento de los casos de grooming -cuando un adulto acosa a menores mediante el uso de Internet- en Argentina. Puede desarrollarse a través de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier otra tecnología de transmisión de datos, como redes sociales, páginas web, o Whatsapp. 

En este sentido, Recalde explicó: “Internet se convirtió en una herramienta facilitadora de delitos sexuales, permitiendo la violencia sexual en línea en vivo, en tiempo real, pudiendo encontrarse el abusador en cualquier parte del mundo”. 

Las redes sociales se transformaron en un escenario para que los acosadores ejerzan grooming y por lo general los adultos, en su mayoría hombres, crean un perfil falso para hacerse pasar por otro niño y así lograr una relación de confianza con la víctima.

Según lo relatado, así como la pandemia cerró varios espacios de contención para las víctimas, también se espera que con el fin de la misma haya un aumento de denuncias. “Pienso que con el retorno de los niños y adolescentes a las escuelas, clubes y visitas a adultos de su confianza se develarán los abusos sexuales no denunciados a la fecha por los motivos que vengo analizando”, aseveró la titular de la UFI 9 de Lomas.

A su vez, se percibió un aumento del consumo de material de abuso sexual infantil durante la cuarentena. “Esto también es debido a la híper conectividad porque es material distribuido, almacenado y compartido en su mayoría por hombres a través de grupos creados en redes, mensajería instantánea o plataformas digitales”, contó la representante del Ministerio Público fiscal.

– Si sufrís violencia de género podés comunicarte de manera gratuita a través de un llamado al 144, por WhatsApp al 1127716463 o por mail a linea144@mingeneros.gob.ar