Con acusaciones por extorsiones, comenzó el juicio contra cinco ex policías de Budge

Están acusados de armar causas por tráfico de estupefacientes. Un testigo, que fue detenido en forma irregular por los ex hombres de la Bonaerense, sostuvo que tanto él como su esposa estaban “cansados” de que la Policía les pidiera plata para no detenerlos. El juicio oral se desarrolla en los Tribunales de Lomas de Zamora. Los ex policías se encuentran detenidos desde marzo del año pasado en esta causa.

El juicio oral y público contra cinco ex policías de la Comisaría de Ingeniero Budge, acusados de armar causas para extorsionar a víctimas, comenzó con el testimonio de un matrimonio de costureros peruanos que detallaron cómo personal policial les allanó la casa ilegalmente y le colocó cocaína para fingir un operativo y detenerlos.

El debate oral se desarrolló en la sala de audiencias de la Planta Baja de los Tribunales de Lomas de Zamora. DiarioConurbano.com fue el único medio presente en debate oral que fue seguido muy especialmente por los familiares de los cinco ex policías imputados, que aún permanecen detenidos en el Penal de Olmos.

“Cuando los policías me llamaron, salimos afuera y me pidieron que saliera de testigo de un homicidio, que nunca pasó”, relató Héctor Yarim Montero, quien fue detenido por los ex hombres de la Bonaerense y luego de se transformó en víctima, según la fiscalía de instrucción, de un operativo fraguado, que incluyó pruebas plantadas y falsos testigos.

El juicio oral y público es llevado adelante por el Tribunal Oral en lo Criminal 9 de Lomas de Zamora. La fiscal de juicio es Marina Rocovich.

La declaración del testigo fue muy compleja y, por momentos con baches, porque tenía serias dificultades de expresión y comprensión. Esto fue aprovechado por la defensa de los policías para insistir con que “constara en actas” algunos de los dichos del testigo.

“Nosotros habíamos sufrido dos pedidos de plata de parte de la Policía en los meses anteriores. Por eso, cuando estos policías llegaron  mi mujer les gritó que no les iba a dar más plata. Por eso creo que pusieron la droga”, dijo Yarim Montero, en torno a los motivos del cuestionado operativo.

El testigo dijo que la droga que encontró la Policía no estaba en su casa, dando a entender que había sido “plantada” por los cinco efectivos que participaron del hecho.

  • ¿Qué es esto peruano?, le dijo uno de los policías, mostrándole la cocaína “hallada”   en su casa del barrio Olimpo.
  • Esto es tuyo, le aseguró otro agente.
  • Eso no es mío, contestó el costurero.

“Después nos llevaron en un patrullero esposados a mi esposa, embarazada de cinco meses, y a mí. Nos trasladaron con mi hijo. Todos a la Comisaría de Budge. Allí estaban los testigos del operativo que hacían chistes y tenían  un tono amistoso con los policías”, recordó el testigo en medio de varias repeticiones para que se entendiera su versión de los hechos.

Luego, declaró la esposa de Yarim Montero. En los próximos días continuarán los testimonios de la fiscalía y la defensa. El abogado defensor de los Policías anticipó que probará que “los policías actuaron de acuerdo a Derecho e ingresaron a la vivienda (de Yarim Montero) “persiguiendo a un sujeto armado.

Los ex policías que estarán sentados en el banquillo de los acusados son Damián Carrizo, Carlos Giménez, Alberto González, David Segovia, y Walter Giani. La instrucción de la causa estuvo a cargo del fiscal Marcelo Domínguez, titular de la UFI 21 de Lomas de Zamora.

Fuentes judiciales detallaron a DiarioConurbano.com que la acusación que pesa sobre los ex policías es “allanamiento ilegal, en concurso real con privación ilegítima de la libertad con abuso funcional, robo doblemente agravado, falso testimonio agravado, falsedad ideológica de documento público, y tenencia ilegal de estupefacientes”.

El 5 de marzo de 2013 el fiscal Marcelo Domínguez allanó la Comisaría de Ingeniero Budge, ubicada en el Puente La Noria, a raíz de una denuncia de un hombre que había sido detenido, falsamente acusado de tenencia de estupefacientes.

En la seccional policial hallaron envoltorios de cocaína que luego se comprobó que eran utilizados en operativos  “truchos” para armar causas y detener a personas inocentes, con el fin de extorsionar posteriormente a sus familiares para otorgarles la libertad. Todo este mecanismo funcionaba por afuera del control judicial.

Por otra parte, cabe recordar que,  luego del hecho, hubo una manifestación y distintos reclamos de agrupaciones políticas y sociales y del Concejo Deliberante de Lomas para que el Gobierno bonaerense interviniera la cuestionada Comisaría de Budge. En este pedido también se daba cuenta de denuncias por malos tratos constantes a vecinos y pedidos de coimas para liberar a personas detenidas ilegalmente.