Comienza el juicio oral por el homicidio de Lautaro Bugatto

Se trata del joven de 20 años, futbolista de Banfield, quien murió al recibir un disparo de un policía, en un hecho ocurrido en 2012, en Burzaco. El debate se iniciará este martes por la mañana en lo Tribunales de Lomas de Zamora. El efectivo policial imputado llega el juicio en libertad. 

Un efectivo de la Policía Bonaerense comenzará a ser juzgado este martes, acusado del homicidio del joven Lautaro Bugatto, de 20 años, ocurrido en mayo de 2012, en Burzaco. Durante la instrucción de la causa, los familiares y amigos de la víctima denunciaron varias irregularidades que le han permitido al acusado llegar al debate oral en libertad.

El juicio oral y público será llevado adelante desde martes, a las 9, en los Tribunales de Lomas, en Larroque y el ex Camino Negro. Interviene el Tribunal Oral en lo Criminal 10 de Lomas de Zamora, a cargo de los jueces Daniel Manzini, Susana Silvestrini y José Polizza. El fiscal de juicio es Jorge Betini.

El policía que estará sentado en el banquillo de los acusados es David Benítez quien terminó con la vida del joven el 6 de mayo de 2012.

Ese día, Lautaro Bugatto, futbolista del club Banfield, fue alcanzado por una de las siete balas disparadas por el policía Benítez, que en ese momento se encontraba de civil. El hecho ocurrió frente a la casa de la víctima, en el cruce de avenida Monteverde y Pedro Goyena, de Burzaco.

Benítez le disparó por la espalda, argumentando que se encontraba en un tiroteo con supuestos delincuentes. La causa se vio envuelta en una larga serie de irregularidades que – según la familia – tuvo como objetivo encubrir el crimen y beneficiar al asesino bajo la carátula de “exceso en legítima defensa”.

Es con esta imputación con la que el policía llega a un juicio oral que estará rodeado de una fuerte expectativa por la repercusión pública que generó el caso.

Tras manifestar su expectativa frente al juicio oral, Gonzalo Bugatto – hermano de Lautaro – aseguró que “se trató de un caso de gatillo fácil, en el que se tuvo que enfrentar no sólo el encubrimiento policial sino también el aval de un sector de la justicia las irregularidades que se fueron dando”.

En diálogo con DiarioConurbano.com, el familiar consideró que “en el juicio oral se va a comprobar no sólo la culpabilidad de Benítez sino también todo lo que se hizo para protegerlo”.

En esta línea, Gonzalo Bugatto precisó que “no se resguardó la escena del crimen por parte de la policía: los proyectiles desaparecieron  y las vainas fueron manipulas antes de que lleguen los peritos judiciales. Todas las balas fueron disparadas por una única arma: la pistola 9 milímetros reglamentaria del efectivo”.

“La falsificación de las pruebas fue realizada  con gran alevosía porque cuando el Renault 12 de Benítez fue secuestrado por la justicia y quedó bajo custodia policial la pericias indicaban que el vehiculo estaba intacto. Horas después, fue entregado por sin ninguna orden judicial a la mujer al policía”, señaló el hermano de la víctima.

Ese hecho llevó al fiscal de la causa a allanar la vivienda de Benítez. “Incautaron otra vez el auto, que apareció con dos burdos orificios, uno en la óptica y otro en el paragolpe”, agregó Bugatto.

Finalmente, el hermano del futbolista señaló que “las operaciones de ocultar y manipular las pruebas fueron tendientes para evadir la justicia, entorpecer la investigación y encubrir el asesinato de Lautaro”.