Comenzó el juicio por Paula Santillán: La madre de la víctima denunció amenazas hacia testigos clave

Santillan Paula

Este miércoles comenzó el juicio por Paula Santillán, una mujer de 37 años que recibió un disparo en la cabeza en abril de 2017 a la salida de un boliche de Ingeniero Budge. Carlos Daniel Martínez Montes es el único imputado que es juzgado por homicidio agravado por el uso de arma de fuego, a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 8 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

En la primer jornada del debate oral la fiscal a cargo, Leila Salem, aseguró que “dos personas circularon por el boliche La Cabaña, comenzaron a disparar con armas de fuego sabiendo que podían asesinar a una persona y dieron muerte a Paula Santillán”. El hecho ocurrió el 2 de abril de 2017 cerca de las 7 am y la víctima murió en el acto a pesar de que luego fue trasladada al Hospital de Ingeniero Budge.

El primer testigo fue Patricia Besares, madre de Paula, quien explicó que ella dormía mientras sucedió el homicidio. “Mi hija del medio llega corriendo a mi casa y nos dice que le habían pegado un tiro a Paula. Me tomé un remis para el hospital pero cuando llegué ya estaba muerta”, aseveró Besares.

Según lo relatado, luego del hecho dos chicas que estaban en el auto del que salieron los disparos, enviaron unas fotos al celular de Besares con la información del presunto asesino y de lo que habría ocurrido. “Me mandaron esa misma mañana fotos de la patente y me contaron que dispararon como diez veces y una bala la mató a ella”, planteó la mujer.

Se estima que luego de una pelea dentro del boliche, los patovicas del lugar echaron al imputado, quien amenazó con “pudrir todo”. En esta línea, Besares sostuvo: “Pudo haber sido una masacre porque salió mucha gente a esa hora. El que manejaba supuestamente dijo que disparara para arriba y Carlos Martínez disparó dándole al boliche”.

El imputado fue detenido cinco meses después del asesinato de Paula, y según Besares, “amenazó a testigos para que no se presenten al juicio”. También, la testigo reconoció al presunto asesino a través de las fotos tomadas por las cámaras del boliche.

Por el mismo lado, se presentó a dar testimonio la hija de la víctima, Celeste Dávalos, quien asistió al boliche junto a su madre esa noche. “Lo que me cuenta Jonathan, el amigo con el que había ido mi mamá, es que mi mamá cayó después de recibir el tiro mientras estaba agarrando la campera del guardarropa”, describió Dávalos.

Además, la hija de la víctima relató que antes del homicidio, vieron cómo los patovicas saban a un grupo de personas. “Estábamos muy tranquilas nosotras, no nos separamos nunca dentro del boliche y en un momento vemos pasar un bulto de pibes que se resistían a salir, lo cual nos dio un poco de temor porque nos tuvimos que correr”, manifestó.

En este sentido, también especificó que una chica del barrio se contactó con ella tras el hecho ya que estaba dentro del mismo auto que el hombre que había disparado. “Ella me cuenta que escuchó que los dos discutían porque sabían que habían matado a alguien pero no sabían a quién”, reveló la hija de Paula. Al igual que el testimonio de Besares, la joven señaló que “Carlos Martínez las amenazó para que no se presenten en el juicio”.