Comenzó el juicio por el indigente que fue prendido fuego en el centro de Lomas

Comenzó el juicio por Miguel Ángel Alaniz, un hombre de 55 años, en situación de calle, que fue prendido fuego y murió en abril del 2017. El único imputado por el crimen es Emanuel Ramiro Sueldo, de 24 años, y es juzgado por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

Durante los alegatos iniciales, el fiscal a cargo, Walter Distefano, aseguró que “con las piezas de las pruebas y testimonios se demostrará la autoría y la responsabilidad penal de Sueldo”. Sin embargo, el abogado defensor adelantó que intentará conseguir el veredicto absolutorio ya que demostrará la falta de responsabilidad del imputado en el crimen. Sueldo es juzgado por el delito de homicidio doblemente calificado criminis causa con alevosía en concurso real por robo simple.

En la primer jornada del debate oral se presentó a prestar su testimonio Ricardo Quintana, subcomisario de Lanús 1era, que en ese momento era Jefe de Gabinete Criminológico en Lomas de Zamora. “Encontramos a la víctima luego de tomar conocimiento de que había una persona calcinada a una cuadra de la Plaza Grigera”, describió el efectivo policial.

También hizo hincapié sobre las filmaciones del Banco Santander, ubicado en la avenida Yrigoyen, entre Boedo y Sáenz, donde fue encontrado Alaniz. “La víctima estaba acostada en el hall del Banco y el imputado se le sentó al lado y lo atacó con un cuchillo dándole puntazos, se va y después vuelve para llevarse unas bolsas”, relató Quintana.

Además del material fílmico nombrado, el testigo afirmó que la Policía Científica determinó manchas hepáticas, pasos alrededor de donde se halló el cuerpo de la víctima y se encontró el cuchillo en el cantero frente a una escuela. El Policía sostuvo que durante la investigación del caso declararon personas que aseguraban que “Sueldo le había tirado un puntazo y le dijo que lo iba a dejar como a otro viejo”.

En este sentido, Quintana sumó que si bien en los fotogramas no recuerda haber podido reconocer al imputado, “luego de la investigación se pudo determinar”.

A su vez, señaló que “el padre David de la parroquia había declarado por dichos de terceros que Sueldo había sido el autor” y que “muchas personas estaban temerosas a prestar declaración porque el imputado era trapito de la zona y andaba con cuchillo”. En esta línea, Quintana aseguró que Sueldo tenía una cuenta en facebook y una persona que declaró cuando la investigación estaba en sus manos, había “reconocido que era el responsable de matar a Alaniz”.

El cuerpo de Alaniz fue encontrado carbonizado el 11 de abril de 2017 en las puertas del Banco y luego de la autopsia se concluyó que antes de ser prendido fuego, fue herido con un arma punzante. La víctima se dedicaba a la venta ambulante y dormía frente a la entidad bancaria. Si bien al principio se sospechó por la tenencia de unos cigarrillos que el fuego podría haberse ocasionado accidentalmente, la autopsia determinó que no fue así.