En el arranque del juicio, los testigos no identificaron al femicida de Adela Maciel

Adela Maciel Juicio Cartel

A casi dos años del femicidio de Adela Maciel, ocurrido en una plaza de Villa Diamante, comenzó el juicio al único detenido y acusado por el hecho. José Aranda era pareja de Adela y tuvo un hijo con la mujer, y fue acusado de haberla asesinado el 7 de junio de 2016. Entre los testimonios más fuertes de la primera jornada, una pareja que fue testigo de los hechos describió qué pasó, pero no pudo reconocer al atacante de Adela. El juicio se realiza bajo la modalidad de jurados populares.

Luego de la selección de los doce jurados, que tendrán que determinar al finalizar el juicio si Aranda es culpable o inocente del femicidio por el que se lo juzga, se presentaron una serie de testigos, entre ellos familiares de la víctima y quienes encontraron a Adela y su hijo aquella noche. Walter, un vecino de la plaza, indicó que volvía junto con su mujer de realizar las compras cuando se encuentra con la víctima agonizando, y con el pequeño Demian – hijo de la víctima y del imputado – de tan sólo 14 meses, que fue testigo de los hechos.

Esa noche, agregó Walter, el barrio había sufrido un gran corte de luz, por lo que la zona de la plaza no se encontraba completamente iluminada. Cuando se dirigía a comprar junto con su esposa, en la zona de las tribunas que están en la plaza, “había una pareja con una criatura”. En este sentido, indicó que el hombre que se encontraba junto con Adela “se cubría” la cara, por lo que no pudo reconocerlo.

Cuando regresaba de comprar, escucharon “el llanto de una criatura” y cuando voltea para ver, ve al hombre “como meneándolo, meciendo” al nene. Pese a que Walter quiso seguir camino a su casa, su esposa insistió en ver qué sucedía, ya que el llanto del bebé le llamaba la atención. “Escucho un chillido, como si fueran a matar a un chancho” continuó relatando el testigo, y cuando pudo subirse a un cantero que había en la plaza, ve que esa persona estaba “atosigando, apretando” al bebé contra el suelo. En ese momento, Walter decide correr hacia el lugar, donde el sujeto le tira al bebé y comienza a correr. Pese a los esfuerzos del testigo, no pudo alcanzarlo.

Por otro lado, el testigo sumó que aquella noche de invierno, la recolección de pruebas no pudo llevarse delante de manera correcta. “Estaban degradadas las pruebas, no podían recolectar huellas por el clima, estaba todo mojado por el rocío” refirió. Para finalizar, declaró que al momento de huir, la persona que atacó a Adela “manoteó del piso un bolso chiquito”.

En esta línea, su mujer – que también fue testigo en el juicio – aseguró que la persona “agarró algo del piso y lo guardó en el bolso, y salió corriendo”, pero que no pudo determinar qué fue lo que guardó.

Gustavo, hermano de la víctima, también fue testigo en el juicio. El día que ocurrió el hecho, manifestó, él llegó a la casa cuando Adela se iba. En este sentido, amplió que su mamá le había dicho que Adela se iba a comprar, pero “después me enteré que se iba a ver con Aranda” agregó. Además, indicó que la familia no estaba al tanto de la relación que ambos mantenían, incluso se enteraron luego que el último hijo que había tenido Adela era de Aranda.

El hecho tuvo lugar en una plaza de Villa Diamante, el 7 de junio de 2016. Aranda, hoy acusado y detenido por el femicidio, era el ex marido de una prima de la mujer asesinada y al momento del crimen mantenía una relación sentimental oculta con Maciel desde hacía poco más de un año, con quien había tenido un hijo. Cuando fue golpeada y acuchillada, Adela Maciel tenía en sus brazos a su bebé de un año en brazos.

Según los peritos forenses que trabajaron en el lugar, la mujer presentaba cortes en distintas partes del cuerpo, especialmente en el cuello, y golpes en la cabeza, al punto tal que tenía aplastamiento de cráneo.

Pocas horas más tarde, personal policial logró la detención de Aranda tras un allanamiento en su vivienda de la calle Aristóbulo del Valle al 400, también de Villa Caraza, donde también vivía la víctima.

 

 

Foto: Facebook