Lomas: El acusado del crimen del policía Néstor Romano negó haber disparado

Romano Policia

La UFI 1 del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil de Lomas comenzó a juzgar, luego de varias fechas canceladas, a un menor detenido por la muerte de Néstor Romano, policía asesinado a metros de los Tribunales de Lomas de Zamora, cuando quisieron robarle la moto. La familia de Romano dialogó con Diarioconurbano.com e indicó que ya se llevaron tres jornadas del juicio, restando los alegatos y la sentencia para la semana próxima. El detenido, por su parte, aseguró haber estado en el lugar del hecho, pero niega haber disparado contra Romano. Natalia, esposa de Romano, dialogó con el portal una vez concluida la segunda audiencia del juicio, y relató que comenzó con la presencia del acusado, su abogado defensor y el padre del menor. Por su parte, Natalia fue acompañada por su hermano, y representada por dos letradas de la Policía Federal. Además, estuvo presente el fiscal de la causa, Martín Seara. 

 

“El juicio comenzó con la declaración de doce testigos, los cuales estuvieron presentes el día del hecho, los que ayudaron a mi esposo en su último respiro, médicos, peritos, y el subcomisario del destacamento Santa Rita, que intervino ese día en el hecho” relató Natalia, para quien las expectativa del juicio son “muy buenas”, ya que el acusado “se dio confeso, es decir que desde el primer día dijo ‘yo fui a robar con tres más’”, pero negó ser él quien disparó contra Romano. Según manifestó Natalia, el acusado dijo “estuve (en el lugar del hecho) pero no disparé, sólo manejaba”.

Por otro lado, agregó Natalia, se pidió nuevamente la detención de otro de los jóvenes acusado de participar en el hecho, que estuvo apresado “pero quedó en libertad por falta de pruebas”. El pedido de detención surgió luego que los testigos y el imputado “confesaron que estuvo en el hecho”. La semana próximo el Tribunal de Responsabilidad Penal Juvenil que lleva adelante el juicio escuchará los alegatos de la fiscalía, el particular damnificado y la defensa, y dictará sentencia.

Romano tenía 40 años y fue asesinado el 26 de noviembre de 2016, de un disparo en el tórax en Camino Negro y Larrea, Lomas de Zamora, cuando regresaba a su casa luego de cumplir servicio en la Delegación de la Policía Federal en Tres de Febrero. En dicha intersección, al menos dos personas intentaron sustraerle a Romano la moto en la que circulaba para volver a su casa, y cuando se identificó como policía, comenzó el enfrentamiento que terminó con la vida del sargento.