Colegio de Abogados pide el jury para un fiscal y un juez de Avellaneda

Caal Frente

En una inédita decisión, el Colegio de Abogados de Avellaneda Lanús (CAAL) decidió pedir el jury de enjuiciamiento para el fiscal Mario Prieto y el juez de Garantías de Avellaneda, Silvio Carzoglio, quienes el mes pasado dispusieron el allanamiento de la entidad, luego de la denuncia de un letrado. En un comunicado de prensa, el CAAL explicó que toma esa decisión por entender que el accionar de los magistrados “encuadraría en varios de los presupuestos hábiles de remoción establecidos en la  mencionada Ley” de enjuiciamiento.

“Asimismo, y siendo que las acciones ilegales antes señaladas configurarían a su vez conductas que podrían prima facie constituir la comisión de los delitos de abuso de autoridad, incumplimiento de los deberes de funcionario público y prevaricato, se resolvió formular la pertinente denuncia penal”, añadió la entidad.

La semana pasada el fiscal General de Lomas, Enrique Ferrari, había separado del caso al fiscal de Avellaneda Mario Prieto, luego de cuestionar duramente su intervención. Además, pidió a la Cámara de Apelaciones que analizara el comportamiento del juez Carzoglio y pidió que se investigue penalmente el accionar de ambos.

Prieto y Carzoglio ordenaron el allanamiento de la sede del CAAL, ubicada en Lanús, es decir fuera de sus jurisdicciones, para secuestrar pedidos de colegiación de abogados provenientes de Lomas de Zamora y que anunciaron que darán pelea en las próximas elecciones internas por la presidencia del Colegio de Lanús.

Por su parte, el CAAL creó una comisión para analizar la pertinencia de esos cerca de 80 pases. Este análisis – consideran desde el sector de abogados que se quieren colegiar – es una forma de dilatar el ingreso de los letrados a la entidad e impedir su participación político.

Esta historia de constantes cruces, con un trasfondo político, viene conmocionando la vida institucional del CAAL, y nadie se atreve a asegurar cómo terminará.