Caso Terrón: Se sumaron más testigos que complican a los tres acusados

Tribunales Ingreso

Finalizó la presentación de pruebas en el juicio oral por el crimen de Matías Terrón y la semana próxima se conocerán los alegatos. En esta última jornada declararon las víctimas de uno de los robos que se estima que cometieron los imputados, David Emanuel De Luca y Esteban De Luca.

Los acusados además de ser juzgados por “homicidio criminis causa”, afrontarán otros tres hechos delictivos: robo calificado, portación ilegal de arma de fuego y reiterados incendios. Es por eso que además del testimonio de la familia Terrón, se presentó ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7 de Lomas de Zamora, tres de los testigos que fueron víctimas de un robo el 21 de junio de 2016 en Gerli y del que serían responsables los acusados.

Por su parte, Martín Alejandro Angarola presentó su relato sobre el robo que sufrió en su casa a las 22 horas del día 21 de junio. “Entró una persona que me dijo que me quede quieto, que era Policía y sacó un arma 9 milímetros”, especificó Angarola, quien fue amenazado junto a su familia para que les entreguen dinero a los otros tres hombres que ingresaron tras el que se hizo pasar por Policía.

Según lo contado, los delincuentes se habrían llevado 12.500 pesos, 400 dólares, dos televisores, los celulares y una notebook tras ponerse unos guantes de trabajo del dueño de la casa. “Trajeron del fondo a mi suegros, redujeron al tío de mi esposa atándolo y nos seguían pidiendo plata pero yo les dije que no había más”, manifestó Angarola.

Por otro lado, Eva González, suegra de Angarola, recordó el episodio con la misma modalidad y describió a los asaltantes de aquella noche, rasgos que podrían considerarse coincidentes con los imputados. “Yo entré a la casa y mi hija lloraba abrazada a mis nietos. Se llevaron los dos autos que teníamos además de las cosas de la casa”, planteó Gónzalez.

También declaró María Pena, esposa de Angarola, su versión del robo en el que utilizaron aunque sea dos armas de fuego los delincuentes. Pena aseveró que les preguntaron dónde había guantes y que a su esposo lo golpearon. “Yo estaba con mi hijo, nos dijeron que nos quedemos callados porque eran Policías y estaban buscando a alguien”, aseguró Pena.

Los tres testigos coincidieron en un dato central que había resaltado Emmanuel Terrón, hermano de Matías Terrón en su testimonio: el uso de un handy durante los robos. Emmanuel en su declaración había dicho que cuando su padre intentó comunicarse con Matías, escuchó la sintonía de un handy policial. Esta modalidad al parecer se repetiría en los cuatro hechos que relacionan entre sí a los imputados.

Tras la jornada de hoy, las partes señalaron ante los jueces Roberto Conti, Roberto Lugones y Beatriz Lopez que el resto de la prueba será por lectura. Es por eso que el jueves 9 será la jornada de alegatos.