Caso Maxi Seppia: La familia espera que el tribunal oral fije fecha para el juicio

Luego de la elevación a juicio del homicidio de Maximiliano Seppia, un joven asesinado en marzo de 2018 de varios tiros en Lanús, la familia espera que el debate oral se realice a principio del 2020. El único imputado por el caso es Germán Maximiliano Carreras quien estuvo varios meses prófugo y será juzgado por el Tribunal Oral Criminal (TOC) N 6 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Claudia Capalbo, madre de Seppia, aseguró: “Estamos tranquilos porque el responsable de la muerte de mi hijo está detenido pero espero que la justicia no se tarde más en el juicio porque ya esperamos como dos años”.

La familia adelantó que exigirán prisión perpetua para el imputado y explicaron que “es posible obtenerla por las pruebas que hay”. “Vamos por la pena máxima. Nada me va a devolver a mi hijo, pero sabemos que hacemos justicia para que Maxi pueda descansar”, sostuvo Capalbo.

Además, la madre de la víctima opinó que “desde un principio supieron quien lo había matado” ya que había testigos presentes. “Nunca no supimos quién fue porque los testigos que presenciaron el crimen dieron su nombre, sus datos”, aseveró.

Luego del homicidio, Carreras se dio a la fuga y estuvo cerca de un año sin ser encontrado a pesar de que los vecinos del barrio le comunicaban a la familia Seppia que lo habían visto. Ante la dificultad de ser detenido, el Ministerio de Seguridad de la Nación ofreció una recompensa y en el corto tiempo se dio con su ubicación. “Al principio los datos no eran certeros y nos desesperamos porque el pibe estaba libre disfrutando hasta que dimos la captura”, explicó la madre de Seppia.

Con respecto a los testigos, Capalbo destacó que “si bien a veces los testigos tienen miedo de declarar”, se mostró “confiada” de que podrán “dar su testimonio”. “Estuvimos un año peleándola y sabemos que tenemos las pruebas necesarias para que sea juzgado”, afirmó.

A su vez, la mujer criticó el accionar judicial. “Toda la información y los datos los conseguimos nosotros. Creo que todas las personas que les pasó algo así, saben que si uno no se mueve no llegas a ningún lado”, consideró.

El asesinato de Seppia ocurrió en Roma y Posadas, tras una pelea que comenzó porque unos jóvenes del barrio comenzaron a cargarlo y a patearle la moto a la víctima. Según la información de los familiares, se desencadenó una pelea y cuando Seppia intenta escapar, el sospechoso disparó cinco veces.