Caso Leonel Sotelo: Para la querella hay pruebas para imputar al policía de homicidio calificado

Luego del pedido de nulidad de la carátula de “exceso en legítima defensa” que se le imputa al Policía Bonaerense Giuliani Armando Fattori, responsable de la muerte de Leonel Sotelo, la abogada querellante aseguró que aunque el planteo fuera rechazado estarían en condiciones de continuar el juicio oral debido a las evidencias materiales que existen y que involucran al policía.

En diálogo con DiarioConurbano.com María del Carmen Verdú, abogada querellante y titular de la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI), manifestó: “Los cotejos de las nueve vainas que había en el lugar determinaron que pertenecen al arma de Fattori, la inexistencia de otro tipo de armas en el lugar, más los disparos fatales por la espalda de Leo, es más que suficiente para la condena”.

En el juicio por el homicidio de Leonel Sotelo, ocurrido en Burzaco en 2016, tanto la fiscal, la querella y una de las partes de la defensa pidieron la nulidad de la carátula para que el imputado acusado de la muerte del joven sea juzgado por homicidio calificado y no por exceso en legítima defensa, acusación con la que llega en libertad al juicio oral.

En este sentido, Verdú consideró de suma “importancia” que “la fiscal haya tomado la decisión de plantear que estuvo mal indagado”.

“No podés indagar anticipando que hubo una causal de justificación, que es lo que hizo el primer fiscal de la causa”, apuntó la letrada, referencia al fiscal Pablo Rossi, de la UFI 8 de Lomas.

De otorgarse el pedido de nulidad la causa volvería al periodo de instrucción para recalificar el delito cometido por Fattori. Tanto la fiscal, la querella y la defensa de Alan Devesa, amigo de la víctima e imputado por “tentativa de homicidio y tentativa de robo” en el mismo que juicio, lo solicitaron. Por su parte, la defensa de Fattori, aseveró que el pedido respondía a la “falta de pruebas” sobre su defendido.

En esta línea, la abogada de la víctima argumentó: “Si las cosas hubiesen sucedido como dijo Fattori, por lo menos habría cuatro tiros más y tendrían que estar esos plomos. No tenemos la menor duda que la Policía los buscó pero no aparecieron y las que aparecieron corresponden a la reglamentaria de Fattori”, arremetió.

Además Verdú opinó sobre la posibilidad de que la fiscal a cargo no continúe con la acusación como adelantó en la primer jornada del debate oral. “Esta situación puede modificarse si la fiscal entiende que no está en condiciones para seguir con la acusación y en cuyo caso seguiremos como otras veces con la acusación del particular damnificado”, esbozó.

El 1 de diciembre de 2016 Leonel recibió tres disparos en Humberto Primo y De María, en Burzaco, por parte del Policía Bonaerense Giuliani Armando Fattori, quien circulaba en su moto. Según la acusación, dos jóvenes, entre los que estaba Leonel, se le pusieron en paralelo con otro vehículo con el objetivo de robarle.

En ese contexto, según la acusación, intentó evitar el robo y comenzó a disparar contra los dos jóvenes y mató a Leonel, mientras que Alan salvó su vida.