Caso Franco Martínez: La familia denuncia que la justicia “abandonó la causa”

A dos meses del hallazgo del cuerpo de Franco Martínez ahorcado en la Reserva Ecológica de Ciudad de Buenos Aires, la familia del joven lomenses denuncia que “se abandonó la causa” y espera poder contratar un perito de parte. 

En diálogo con DiarioConurbano.com, Nicolás, hermano del joven, aseguró: “Todavía la causa está parada, seguimos buscando el perito porque el cuerpo sigue en la morgue y no sabemos hasta cuándo podrá mantenerse. Pero el resto de los pedidos no avanzó nada”. 

El cuerpo de Franco permanece en la morgue por un pedido de extensión excepcional debido a que los familiares quieren realizar un segundo peritaje para evacuar las irregularidades que notaron en la primera. Comenzaron a juntar dinero y pudieron consultar a siete peritos que les advirtieron, al ver algunas pruebas, que fue un homicidio. 

“La justicia lo quiso cremar desde un inicio y nosotros esperamos conseguir un perito porque nos preocupa que la extensión se termine. Todo se llevó mal desde el primer peritaje y hay cosas que no nos cierran”, afirmó el hermano del joven. 

Además, la familia de Franco señaló que el acceso a los registros fílmicos, la reconstrucción del hecho y el peritaje del celular esta “frenado”. Desde que la causa es responsabilidad de la fiscalía de la Ciudad de Buenos Aires, los abogados solicitaron que se revelen las últimas conversaciones que mantuvo el joven ya que consideran que pudo haber sido engañado para trasladarse. 

En este sentido, Nicolas opinó que “no se mueve el asunto” y que él había recibido una llamada por una entrevista laboral. “Nosotros pensamos que se fue para algún lado de capital engañado porque son dos horas de viaje casi. Tal vez decidió ir a ese lugar porque lo llamaron y por eso es importante tener acceso al celular”, apuntó. 

Si bien cuando apareció el cuerpo se intentó caratular la muerte como un suicidio, varias de las pruebas destacan que pudo tratarse de un homicidio. La familia cree que debería haber más controles sobre la Reserva Natural porque consideran que “no es el primer caso que aparece en esa zona”. 

El 20 de agosto encontraron el cuerpo a raíz de un llamado anónimo que recibieron los bomberos y la familia fue notificada el día 21. Desde un inicio, señalaron que Franco no conocía la Reserva, que tenía planes de visitar a su hermana en Almirante Brown ese día y que no sabía hacer el tipo de nudo que tenía la soga.