Caso Elías Florentín: La familia teme que el crimen quede impune

El 5 de julio se cumplirán dos años del crimen de Elías Florentín, un joven de 19 años asesinado en San Francisco Solano, en Almirante Brown, cuando intentaban robarle el celular. El juicio se suspendió tres veces y su madre teme que el crimen quede impune. “Este chico no es un delincuente común sino que cometió varios delitos. Espero que la justicia pueda iniciar el juicio y que reciba prisión perpetua”, advirtió la madre de Florentín.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Alba Florentín, detalló: “Me habían dicho que el juicio ya no se podía posponer más porque se suspendió varias veces, ya que, el delincuente tiene varios delitos. Teníamos fecha para marzo pero con la pandemia quedó suspendido”.

El juicio está a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora fue suspendido tres veces. La primera fue suspendido por el derecho a prorroga del imputado y la segunda por la necesidad de investigar más en otras causas del acusado.

“Pido a la justicia que se pueda hacer algo este año, ya que, escucho que se sigue con algunos juicios. Que la muerte de mi hijo no quede impune, que mi hijo tenga justicia. Esta persona además de matar a mi hijo tiene como nueve causas más”, indicó.

Por el crimen de Elías Florentín será juzgado Nicolás Javier González, conocido con el apodo de “Pastillita”. González es el único imputado por el homicidio en concurso real por robo calificado por el empleo de arma de fuego y la causa había sido elevada a juicio en septiembre de 2018.

Sin embargo, las causas que se sumaron de otros delitos esperan ser analizadas en el mismo debate que se lo juzgará por el asesinato de Florentín. “El chico no es un delincuente común sino que cometió varios delitos. Espero que no se siga postergando el juicio y que le den perpetua porque es un peligro para mi familia y para la sociedad”.

En esa línea, la madre de la víctima expresó que todavía no pudo hacer el duelo por su hijo porque tras el crimen tuvo que salir ella misma a buscar pruebas para aportar a la investigación y que se pudiera detener al acusado. En esa lucha, asegura, que recibió amenazas por parte de la familia del acusado y tuvo que denunciarlos.

“Tuvo que hacer varias denuncias porque este chico pasaba por mi casa. No podía salir de mi casa, porque siempre estaba por acá, dando vueltas, para que no siguiera con la investigación. Los familiares también me amenazaban y tuvieron que darme el botón antipático. Por eso, creo que esto no puede quedar así”, apuntó.

El hecho ocurrió el 5 de julio de 2018, alrededor de las 21, luego de que  Florentín y un amigo acompañaran hasta Falucho y Los Horneros, San Francisco Solano, a la novia y a la suegra del amigo de la víctima pero en el camino fueron interceptados por una persona en auto, que intentó robarles. Florentín no tenía su celular y como el asaltante no le creyó, le disparó en el estomago al joven.

El asesino subió al auto y se fue. El joven fue asistido por los vecinos hasta que llegó la Policía y fue trasladado al Hospital Oñativia donde llegó con vida. Sin embargo,  luego de una operación falleció.

Por Mabel Cáceres