Caso Damián Gloria: A un año del crimen, la familia espera que determinen la fecha del juicio

A un año del homicidio de Damián Gloria, un joven de 20 años que recibió un disparo en la cabeza en octubre del 2018 en Glew, la familia espera que se determine la fecha para el juicio contra el único imputado por el crimen. En diálogo con DiarioConurbano.com, Diego Gloria, padre de la víctima aseguró: “Justicia sería recuperar a mi hijo pero eso no va a pasar. Sin embargo tuvimos la suerte de dar con el acusado y a pesar de que sea lenta confío en el trabajo de la justicia”.

Según lo relatado, aún no se determinó si será abreviado o no debido a que luego del asesinato, la madre de Damián sufrió algunas complicaciones de salud y no se consideran preparados “para escarbar sobre algo que causa mucho dolor”. Sin embargo, el padre de la víctima explicó que le parece “muy bajo” el monto de la pena en un juicio abreviado.

“A pesar de que pasó un año, no estamos preparados para esto pero lo estamos analizando”, aseveró el padre de la víctima. En un juicio abreviado ambas partes, tanto la fiscalía como la defensa, acuerdan una pena no mayor a 15 años y debe ser convalidada por un juez.

En esta línea, el padre de Damián sostuvo que les parece “una pena débil para la aberración que sucedió”. Y aseveró: “Una persona que empuño un arma, mató a otra y que tenía matar a otra debe ir más años”.

Gustavo Daniel Ortega es el único imputado por el homicidio del joven que transitaba aquella noche hacia su casa. Según la investigación, el acusado disparó cinco veces frente a una vivienda de otro hombre con el que había mantenido una discusión y uno de las balas la recibió Damián.

“Esta claro que fue él, además reconoció el hecho luego de hacerlo y las pruebas estan”, afirmó el padre de Damián. Ortega es imputado por homicidio agravado por el uso de arma de fuego y fue detenido una semana después del crimen.

Con respecto a las pruebas, Gloria explicó que a pesar de que “no hay muchos testigos porque sucedió en una hora poco concurrida”, se encontró “el arma que usó” y el imputado contó lo sucedido.

Además, el padre de Damián criticó la situación de inseguridad actual que aqueja a los vecinos y planteó que “se continúa vendiendo droga porque es zona de nadie”. “Nosotros seguimos en lucha porque sabemos que la gente vive hechos de violencia todos los días”, resaltó.

Se estima que dos horas antes del homicidio el imputado y otro hombre habían mantenido una discusión y luego Ortega se dirigió a su domicilio cerca de la 1.30 de la madrugada para disparar cinco veces. Damián pasó por las calles De Rossi y Larreta, en Glew, cuando el imputado disparó. En consecuencia el joven murió tras recibir un disparo en la cabeza.