Caso Anahí: para la defensa de Bazán, es “un típico caso de causa armada”

En el marco de la investigación por el femicidio de Anahí Benítez, los abogados de uno de los detenidos desde agosto de 2017, Marcos Bazán, se presentaron en el programa “El Expediente” de C5N para hablar sobre la causa, que hoy consta de 22 cuerpos. Tanto María del Rosario Fernández como Eduardo Soares, anticiparon que la causa contra su defendido es “armada” y dieron detalles sobre una nueva línea de investigación que se abrió gracias a un testigo que – aseguraron – presentó la madre de Anahí. (Foto: Juan Dias).

 

Soares fue contundente al exponer que el caso que lleva adelante con su colega es “un típico caso de lo que conocemos como causas armadas” donde “a alguien le imputan un delito sin haberlo cometido, y arman el expediente de modo tal que se plantan pruebas y no consideran otras pruebas existentes”. Con la misma convicción, manifestó que creen “que en la medida que va avanzando la instrucción, les vamos dando elementos a las dos fiscales para que lo vayan considerando”

Por otro lado, ratificó que “no hay conexión entre Bazán y Villalba” y que “si quieren saber quién es el autor del crimen de esta niña, está en el expediente”. En este sentido, Fernández amplió la nueva línea de investigación que se está llevando adelante, gracias a un testigo que – según dijo –  fue presentando por la madre de Anahí a fines de diciembre. En este nuevo testimonio, un vecino del barrio “se presenta ante la mamá (de Anahí) y le cuenta lo que sostiene todo el barrio pero que es un secreto a voces”.

Según dicha versión, el día que desaparece, Anahí “sale de la casa, va hacia la Reserva (Santa Catalina), se encuentra con una chica de la calle” que la lleva a una casa donde, supuestamente, va a comprar marihuana. “Allí la drogan, la violan, la tienen esos tres o cuatro días, hasta que estaba moribunda y la querían sacar, pero no tenían vehículo, llaman a otra persona y la llevan a la honguera”. En este sentido, los nuevos involucrados serían parte del entorno de Villalba, la segunda persona detenida por el femicidio, y del cual se tiene ADN positivo. “Nada conduce a Bazán, no hay ninguna sola prueba. Con menos de eso, está Bazán detenido”, sentenció Fernández en C5N.

En las últimas semanas, agregaron los defensores de Bazán, la fiscalía “allanó los domicilios y secuestró el auto con el que supuestamente llevaron a Anahí” y lamentaron que desde los hechos “pasaron seis meses”, por lo que algunas pruebas podrían no encontrarse.

En cuanto a las pruebas por las cuales su defendido está preso, Fernández manifestó que “en el expediente se sostiene que el perro de entrada va hacia la casa de Bazán, cosa que no es cierto”. Dicha prueba, del perro que guía el rastro de Anahí hacia el galpón detrás de la casa de Bazán, indicó que “el perro va, vuelve” y “es una de las pericias en las que estamos trabajando, no es seria”.

“El perro es un indicio, que es lo único que tiene la fiscalía, por lo único que puede decir que está detenido Bazán”, agregó, y manifestó que todas las otras pruebas – como la tijera, la llave, la pala – hoy ya no tienen peso judicial contra Bazán.