Para la mamá de Anahí, “hay más involucrados, y están muy bien identificados”

Anahi Mama

En el marco de la marcha que se realizó el último sábado a seis meses de la muerte de Anahí Benítez, Silvia Pérez, mamá de la joven hallada enterrada el 4 de agosto del año pasado en la Reserva de Santa Catalina, dialogó con DiarioConurbano.com sobre qué significa acudir a las marchas, cómo se encuentra hoy la causa judicial, y recordó a su hija. Silvia marchó junto con amigos y compañeros de Anahí desde el ENSAM de Banfield hasta la Plaza Grigera.

Según Silvia, en la muerte de su hija – además de los dos detenidos, Marcos Bazán y Marcelo Villalba – “hay más involucrados, y están muy bien identificados”, y sólo “estaría faltando el nexo entre ellos y mi hija”. La causa judicial, pese a la feria judicial, sigue avanzando en esa pista: “hay más personas implicadas, se hicieron once allanamientos, se secuestró un vehículo” agregó Silvia. En dicha línea, manifestó que la posibilidad que existan más personas involucradas en el femicidio de la joven “fue una intuición desde el primer momento, pero ahora es una realidad”.

Por otro lado, lamentó que las pericias tomen tanto tiempo, y atrasan la posibilidad de develar la verdad sobre lo que le sucedió a Anahí. “Hay pericias que tardan, hay cosas raras como que se hayan sumariado a policías. No quiero pensar que se quiere proteger a alguien, pero yo voy a dar vuelta todo” aseguró Pérez en la puerta del ENSAM. “Lo que están tardando son las pericias, y sobre todo la del teléfono, que a seis meses de haberlo encontrado nadie lo pudo desbloquear” sumó Silvia, quien ofreció perito de parte para ayudar con el celular, pero aun no fue autorizado por la justicia.

“Si hay alguien que la llamó, que la llevó engañada o que fue el nexo entre estos psicópatas, está en ese teléfono, y por eso exijo que me den una respuesta. Y si alguien borró los datos, y no se puede hacer nada, que me lo digan, pero me dan mil vueltas y nadie me dice nada” declaró Silvia.

A seis meses del femicidio de Anahí, es a la segunda marcha convocada por el CEENSAM a la que concurre. “Hoy quise venir porque lo sentí, casi no puedo caminar, pero tenía que venir” se sinceró con el portal, y consultada por aquello que siente por los intensos reclamos de quienes fueron compañeros de Anahí, aseguró que es “un sentimiento encontrado”: les agradezco infinitamente porque es un esfuerzo,  debe haber un sentimiento grande detrás, pero esto no tendría que pasar, tendría que surgir la justicia sin que la sociedad se tenga que juntar para reclamarla”.