Caso Agustín Hernández: Condenaron a 17 años a los responsables del crimen

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora condenó a 17 años de prisión a los dos imputados por el crimen de Agustín Hernández, un joven asesinado en un intento de robo en diciembre de 2016, en el puente de Temperley. Mientras uno de los acusados, Adolfo Duarte (32)  fue absuelto, tanto Jean Alejandro Palomar (25) como Andrés Avelino Espíndola (27) fueron condenados por homicidio simple en concurso real con hurto simple.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Cristina, madre de la víctima aseguró: «Yo pensé que iba a ser más pero por lo menos no los dejaron libres o les dieron la mínima. Estoy más tranquila sabiendo la condena si bien pensé que al que le pegó le iban a dar más años».

También el tribunal aseveró que se debía disponer la búsqueda del resto de los responsables. «Yo espero que los encuentren porque creo que cuando estén todos adentro se hará justicia», sostuvo la madre de Agustín.

Durante la jornada de alegatos la fiscal a cargo, Mabel Lois, había pedido 22 años para los tres imputados por «homicidio en ocasión de robo» mientras que la defensa había solicitado la absolución.

Además, Cristina afirmó que espera que «no los dejen libres por buena conducta». «Creo que debe ser una condena efectiva y que busquen a los demás responsables ya que en las cámaras aparecen más personas», opinó la mujer.

Con respecto a la absolución de Duarte, Cristina afirmó que “hubo testigos que corroboraron que él no estuvo en el homicidio”.

“Si él no tuvo nada que ver y no fue, estoy de acuerdo. Los testigos dijeron que Duarte no estaba con los imputados y fue el único que se levantó para decir que era inocente”, sostuvo Cristina.

El 23 de diciembre de 2016 el joven había ido a rapear a la plaza Espora de Temperley antes del hecho y cuando cruzó el puente fue interceptado por cuatro personas que le robaron la billetera y sus zapatillas. Se estima que dos de sus amigos vieron el hecho desde lejos porque lo habían acompañado hasta el puente pero cuando se acercaron, Agustín ya estaba tirado.

Un día después, Agustín falleció en un centro asistencial de La Matanza, como consecuencia de las heridas y golpes que recibió.