Burzaco: Piden juicio oral en polémica causa por la muerte de un joven

Sotelo LeonelUn fiscal de Lomas de Zamora pidió que un joven sea juzgado por el intento de robo a un policía en el que murió un amigo que acompañaba al imputado. Mientras la familia del joven fallecido – Leonel Sebastián Sotelo, de 19 años – insiste en la responsabilidad del efectivo policial, para el fiscal Pablo Rossi, el uniformado actuó en legítima defensa.

 

Fuentes judiciales informaron a Diarioconurbano.com que el fiscal de Lomas de Zamora Pablo Rossi solicitó la elevación a juicio oral de la causa en la que está imputado Alan Deveza. Se lo acusa de tentativa de “robo agravado y homicidio”. En los próximos días, la Justicia de Garantías de Lomas deberá decidir si convalida o no el pedido. De avalarlo, el debate oral se realizaría el año próximo.

Según la acusación, el 1ero de diciembre de 2016, alrededor de las 19, en Humberto Primo y De María, en Burzaco, el efectivo de la Policía Bonaerense Giuliani Armando Fattoni circulaba en su moto cuando dos jóvenes en un vehículo similar “se le pusieron en forma paralela”.

Siempre según la acusación, el acompañante del conductor – Alan Deveza – extrajo un arma y le apuntó a Fattoni. En la línea acusatoria, el joven llegó a dispararle en una oportunidad al efectivo.

Ante ese hecho, Fattoni extrajo un arma y disparó en varias oportunidades contra los dos jóvenes. El conductor de la moto, Leonel Sotelo, falleció como consecuencia de esos balazos, mientras que Deveza sufrió heridas leves y fue detenido.

En la investigación, el fiscal Rossi analizó la actuación de Fattoni y llegó a la conclusión de que había actuado en legítima defensa, por lo que fue sobreseído. La acusación de lo ocurrido, inclusive de la muerte de Sotelo, recayó sobre Alan Deveza. Por eso pide que se le realice el juicio oral.

No obstante, para la familia de Sotelo la responsabilidad es de Fattoni. Noemí Robelli, madre del joven fallecido, relató a Diarioconurbano.com en la madrugada del 1ero de diciembre, Leonel estaba tomando una gaseosa en la puerta de la casa, cuando decide agarrar su moto, ir a buscar a su amigo y dirigirse a las picadas que se realizaban en Burzaco, sobre una de las avenidas más conocidas. “Iban en la moto de Leo, que se había comprado hacía dos semanas,  y se lo cruzan a Fattoni”.

En este sentido, Noemí aseguró que según la versión de Fattoni, “sospechaba que ellos le iban a robar”, ya que el policía había salido de un banco minutos antes. Allí, Sotelo continúa en su andar con la moto, hasta que en un momento, siempre según la versión oficial, “Alan sacó un arma y le apuntó”. Dicho hecho, lamentó Noemí, desencadenó en la muerte de su hijo.

 “Yo sé y todos sabemos acá que es mentira, que ni Alan ni mi hijo tenían armas”, aseguró la madre de la víctima al portal, y agregó que durante las pericias realizadas en toda la investigación, sus dichos quedaron comprobados. “Nunca se encontró la supuesta arma de los chicos, y si se supone que Alan le disparó, ¿dónde están las balas de los chicos?”, se preguntó Noemí. Además, sumó que tanto a Alan como a Leonel se les practicó el dermotest, y ambos dieron un resultado negativo. Para Noemí, “las pruebas dan a favor de los chicos”.

Siguiendo con el relato de los hechos, Fattoni “pensó que le iban a robar y disparó”. De dichos disparos, que fueron al menos nueve, Leonel recibió tres, que le provocaron la muerte en el lugar de los hechos: dos entraron por el estómago y salieron por las rodillas, y uno impactó sobre su cuello. Alan, que corrió con mejor suerte, fue herido en los glúteos. De dichos disparos, se pudieron encontrar en la escena las nueve vainas, y ninguna de los supuestos disparos de Alan hacia el policía, según denunció la familia del joven muerto.

Hoy, Fattoni sigue desempeñando actividades como personal policial, lamentó Noemí, quien aseguró que junto con su familia aún “espera que se haga Justicia”,