Bugatto no descartó que la Justicia libere al homicida de su hermano

Gonzalo Bugatto, director de Prevención de la Violencia Institucional de la Municipalidad de Lomas de Zamora, brindó una conferencia de prensa en donde analizó el fallo que condenó a 14 años de prisión y dispuso la inmediata detención del ex policía que mató en 2012 a su hermano, Lautaro, en un hecho ocurrido en Burzaco.  

El director de Prevención de la Violencia Institucional de la Municipalidad de Lomas de Zamora, Gonzalo Bugatto, alertó que la Cámara de Apelaciones podría liberar al ex policía David Benítez, condenado la semana pasada a 14 años de prisión por el crimen de su hermano Lautaro Bugatto. En tanto, consideró que la sentencia “fue positiva, independientemente de los años, ya que ni la pena máxima puede devolverle la vida a mi hermano”.

“Tenemos ese temor porque la Sala II de la Cámara de Apelaciones de los Tribunales de Lomas de Zamora fue la que dispuso la libertad de Benítez y por eso llegó libre al juicio”, precisó en una conferencia de prensa que brindó en el salón Eva Perón del Palacio Municipal de Lomas de Zamora.

En este sentido, Bugatto consideró que Benítez ahora va a presentar un recurso en esta Sala que lo había beneficiado y pretenda, por ejemplo, otorgarle la prisión domiciliaria”.

Asimismo, denunció a la familia de Benítez por sus “reiteradas amenazas a nuestra familia a través del Facebook, deseándonos una muerte lenta”, al tiempo que destacó que “esto se agrava en que la mujer del asesino es una funcionaria policial”.

Bugatto estuvo acompañado por su madre Alicia Giardino, el abogado De la Rosa, los concejales Juan Francisco Navarro, Héctor Fuente Buena, Vanesa López, Lito Font,  el legislador provincial Miguel Funes, el responsable de la Campaña Nacional Contra la Violencia Institucional, Leonardo Rebolino, y el secretario de Comunicación, Cultura y Relaciones Institucionales del Municipio, Federico Otermín. También estuvieron presentes el secretario ejecutivo del Instituto de Insvestigación sobre Jóvenes, Violencia y Adicciones, Alfredo Fernández, y la secretaria de Derechos Humanos del PJ lomense, Alda Pedernera.

“No no es una cuestión menor porque nos amenaza alguien que tiene una arma pagada por el Estado y que además está procesada por falso testimonio y pretendió incriminar a mi hermano de ser el autor de un robo y haber participado en un enfrentamiento”, indicó.

Según el abogado de la familia Lucio de la Rosa, “Benítez puede plantear un hábeas corpus atento a que a lo que él considera que estuvo conforme a derecho y que no se dan los argumentos para mantenerlo detenido”.

No obstante, Gonzalo Bugatto calificó como “positiva” la sentencia que condenó Benítez”, al señalar que “fue positiva, independientemente de los años, ya que ni la pena máxima puede devolverle la vida a mi hermano”.

Al respecto, sostuvo que “para nosotros lo más importante es que se llegó al juicio” y añadió que “vamos a apelar, vamos a pedir más años y vamos a hacer el seguimiento de la condena para que sea efectiva, porque la causa no termina acá en esta instancia sino cuando se cumpla el último día”.

Además comentó que el diputado nacional Leonardo Grosso entregó este fin de semana en el Vaticano a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y al papa Francisco cartas de familiares de víctimas de causas de gatillo fácil con el propósito de que el sumo pontífice “ilumine y bendiga a los jueces en el simple acto de brindar Justicia”.

También agradeció por el apoyo y la solidaridad a esta causa al Movimiento Evita, La Cámpora, Kolina, a las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, entre otras organizaciones sociales y movimientos por los derechos humanos.

El Tribunal Oral en lo Criminal 10 de Lomas de Zamora condenó el 17 de septiembre pasado a Benítez por ser el autor del delito de “homicidio agravado por su condición de funcionario público” y ordenó su inmediata detención.

En otra causa, el tribunal notificó a la fiscalía de turno para que se inicien actuaciones por falso testimonio a Celeste Cerda, pareja del asesino y también policía de la Bonaerense, y a su hermana Pilar Benítez.

Sobre la sentencia, Giardino manifestó que “si bien no puedo decir que estoy feliz, porque la única manera de estarlo sería poder tener a Lautaro, sí estoy conforme con el fallo. Porque aunque 14 años puede parecer pocos, pero si son efectivos no.”

“Pedimos que no le den 14 años y enseguida esté libre, que no sea más de lo mismo. Por eso exigimos que la pena sea efectiva, aunque sabemos que vamos a enfrentar a una Sala, la número Dos, que es muy cuestionada”, explicó.

Dijo también que “nosotros no tenemos miedo, nunca lo tuvimos durante estos dos años, y ahora tampoco lo tenemos a pesar de haber sido amenazados y perseguidos por la policía”.

“Perder a un hijo es lo peor que le puede pasara a una madre, y no sé de dónde saco las fuerzas para seguir y que esta sentencia se cumpla efectivamente”, destacó.

Giardino asumió hoy el compromiso de luchar no sólo por la causa de Lautaro, al señalar que “no puede haber más en el país un crimen más sin castigo”.

El 6 de mayo de 2012 Lautaro Bugatto de 20 años de edad y jugador de fútbol de Banfield fue alcanzado por una de las siete balas disparadas por Benítez, que en ese momento se encontraba de civil.

El hecho ocurrió frente a la casa de la víctima, ubicada en el cruce las avenidas Monteverde y Pedro Goyena de la localidad de Burzaco en el partido de Almirante Brown. Allí Benítez le disparó por la espalda, excusándose en un tiroteo con delincuentes.