Budge: A cinco años de la muerte de su hija, la mamá exige que se encuentre a los culpables

A cinco años de la muerte de Jennifer Rojas, una joven de 29 años atropellada en Ingeniero Budge por una moto que huyó tras el homicidio, su madre exige que se agilice el pedido de una recompensa para buscar a los responsables del crimen. Aún no fueron identificados los ocupantes de la moto y su familia teme que prescriba la causa. 

Socorro del Valle Rojas, madre de Jennifer, manifestó su descontento con el trabajo judicial ya que luego de solicitar una audiencia para tramitar un pedido de captura e identificación, no obtuvo nuevos avances. En diálogo con DiarioConurbano.com, aseguró: “Es otro año sin saber quienes han sido y por ahora me encuentro a la espera de esa autorización. Jennifer fue abandonada por los funcionarios públicos que no buscaron a los responsables de su muerte”.

Tras el choque que terminó con la vida de la joven, ningún vecino pudo reconocer a los responsables del homicidio debido a que nadie le vio los rostros y el registro de cámaras se volvió ilegible por la baja calidad. Es por eso que Rojas tenía la intención de que el Ministerio de Justicia provincial pusiera a disposición un pedido de captura con el fin de que se encuentre a los autores del asesinato con mayor velocidad.

“Solo dos personas pudieron ver algo del choque. Y por eso la justicia me dijo que iba a trabajar sobre videos que se pudieran rescatar pero ni la patente se ve”, explicó la madre de Jennifer. Los dos testigos más cercanos fue un vecino que lavaba su auto cuando pasó la moto pero no le pudo ver las caras y un joven más.

Jennifer vivía en Ingeniero Budge junto a su madre y estudiaba Bioquímica en la Universidad de Buenos Aires (UBA). El 13 de noviembre de 2014 cerca de las 19hs fue atropellada por dos personas que se movilizaban en una moto a metros de Recondo y Guaminí. Se estima por relatos de vecinos que fueron dos jóvenes que se dieron a la fuga luego de acomodar la moto que había chocado contra un cordón tras la colisión. 

En este sentido, tras cinco años, la madre de la joven sostuvo que no quiere “esperar a que prescriba”. “Sigo con el riesgo a que prescriba porque pasado el tiempo nunca se lo buscó y hoy es más difícil”, manifestó. 

Además, Rojas apuntó contra el accionar policial de aquel entonces a quien responsabiliza de no haber investigado en su momento. “Habiendo tres móviles y nueve funcionarios, no pueden no haber buscado la moto ni haber respondido sobre el caso”, criticó. La joven fue trasladada al Hospital Gandulfo ese mismo día pero no pudo sobrevivir por las heridas que sufrió.