“Bebote” Álvarez: “Ritondo y Lugones armaron esta causa en mi contra”

El ex jefe de la barra brava de Independiente, Pablo “Bebote” Álvarez, denunció que la causa en su contra por tentativa de extorsión contra el ex DT del Rojo, Ariel Hollan, “fue armada por el Ministro de Seguridad de la Provincia, Cristian Ritondo, y el titular de la APREVIDE, Juan Manuel Lugones”.

Álvarez brindó sus últimas palabras antes de los alegatos en el juicio oral que lo tiene como imputado y que lleva adelante la jueza María del Carmen Mora, del TOC 5 de Lomas de Zamora.

Este viernes, Bebote expuso su versión de la tentativa de extorsión durante una hora y media. “Nunca extorsioné a Hollan. Le pedí una colaboración, no aceptó pero no le pasó nada ni a él ni a la familia”, se defendió.

Además, apuntó duramente contra Ritondo y Lugones, a quienes apuntó por haberle “armado” la causa. También disparó contra el fiscal general adjunto de Lomas de Zamora, Sebastián Scalera. “Presionó a la fiscal Laura Carballal para que me imputara”, disparó.

Álvarez fue un poco haya y dejó una frase sugerente. “Ritondo habla habitualmente con fiscales de Lomas de Zamora”.

Al responder las preguntas de la fiscal de juicio, Mariana Monti, Bebote dijo ser “un referente” de la hinchada de Independiente y calculó que “hay 5 millones de hinchas” del Rojo en el país.

En su extensa exposición, durante la cual la jueza le tuvo que llamar la atención por atenerse a temas del juicio, también criticó la intervención en la causa del juez de Garantías de Avellaneda, Luis Carzgolio, actualmente suspendido.

Finalmente, el acusado cuestionó a los testigos presentados por Hollan. “Vinieron a este juicio a mentir”, aseguró el ex jefe de la barra de Independiente.

Según la acusación, el 19 de octubre de 2017, al mediodía,  Álvarez se movilizaba en una moto e interceptó el auto en el que Hollan e integrantes del cuerpo técnico de Independiente salían del entrenamiento, en Avellaneda.

Bebote se subió al auto del entrenador, mientras era acompañado por otro vehículo en el que iban más barras, y comenzó a exigirle dinero para viajar al Mundial de Rusia 2018. En concreto, bajo amenazas, le exigía 50 mil dólares que nunca llegó a pagar el DT.

Poco después, Hollan denunció la extorsión en los Tribunales de Lomas iniciándose la causa que llegó a juicio oral.