Bazán rompió el silencio: “Necesitaban alguien preso porque venían las elecciones”

Bazan Marcos Hoy

El acusado de asesinar a Anahí Benítez, Marcos Bazán, aseguró que no vio nunca a la adolescente hallada sin vida en la Reserva de Santa Catalina, en agosto de 2017. “En este caso necesitaban tener a alguien preso porque venían las elecciones”, aseguró, el imputado, detenido en la Unidad Penal 9 de La Plata.

 

En diálogo con Mauro Szeta para el programa “Cortá por Lozano”, que se emite por Telefé, el detenido sostuvo que fue involucrado porque “vivía sólo, tenía el pelo dersprolijo, barba, y fumaba marihuana”. Y agregó: “y el cuerpo de Anahí apareció a 200 metros de mi casa”.

Bazán dijo no saber por qué está preso. “Es hay que preguntárselo al fiscal y al juez”, se defendió. E insistió: “Siempre dije la verdad: soy acusado por un crimen que no hice”.

En relación con la determinación que hizo el perro rastreador, Bazán retrucó que “nunca se debe realizar una pericia con un perro solo y atado de una correa”. Y recalcó: “estoy preso por un perro”.

Junto a Bazán, con mayor cantidad de pruebas en su contra, se encuentra detenido por la violación y crimen de Anahí Benítez, Marcelo Villalba.

“Lo siento mucho lo que pasó. Por ella, por su familia y por mí. Me pone mal como ciudadano”, expresó Bazán.

Por su parte, Silvia, la mamá de Anahí Benítez, el contestó en el mismo programa a Marcos Bazán. “Él la conocía a Anahí, sabe lo que pasó pero no es el único culpable”, sostuvo la mamá de la víctima.

“Yo le aconsejo que deje de comprar humo que le dice su defensa y declare lo que sabe e hizo en todo esto”, expresó la mujer.

Finalmente, Silvia dijo que Bazán y Villalba “tienen en común el mundo de la droga en el que ambos se manejaban”.