Apartado, Carzoglio denunció presiones de operadores de Angelici y Millman

El juez de Garantías 9 de Avellaneda, Silvio Carzoglio, fue desplazado de su cargo preventivamente por un jury de enjuciamiento impulsado por el procurador bonaerense, Julio Conte Grand. Tras conocerse la medida, el magistrado reveló los nombres de dos agentes de la AFI allegados a Daniel Angelici, y de un asesor del jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad, Gerardo Millman, que lo visitaron en su despacho para hacerle llegar “el interés del presidente Macri” en la detención del gremialista Pablo Moyano.

El jury de enjuiciamiento desplazó a Carzoglio por 90 días de su cargo, en decisión unánime. Ahora se estima que avanzará en el analisis de las denuncias en su contra impulsadas por Conte Grand.

Tras la resolución, Carzoglio reveló loa nombres de loa agentes que loa presionaron para detuviera a Pablo Moyano. Se trata de Sebastián Distéfano y Fernando Di Pasquale, agentes de la AFI, ligados al presidente de Boca Juniors, y de Fernando “El Chino” Cornes, del área de Inteligencia del Ministerio de Seguridad, vinculado con Gerardo Millman, funcionario de primera línea de esa cartera y dirigente del GEN en Avellaneda.

“Me visitaron en mi despacho en enero y agosto de este año para hacerme saber el interés del presidente Macri en la detención de Pablo Moyano y siempre les respondí que decidiría de acuerdo a mis convicciones y a las pruebas existentes en la causa”, narró Carzoglio, en diálogo con DiarioConurbano.com

En tanto, el magistrado dijo que no lo sorprendieron esas visitas. “No le daba la connotación que recién después le dí”, explicó. Y agregó: “mi juzgado es de puertas abiertas y fue la primera vez que me visitó alguien de la AFI”.

El funcionario cuenta en esta denuncia con dos elementos fuertes: las visitas fueron vistas por personal de su juzgado en Avellaneda y los agentes de la AFI le mandaron varios mensajes de Whatsapp insistiendo con conocer cuál iba a ser su decisión en el caso Moyano.

Además Carzoglio le envió dos notas al presidente Macri para informarle la vista de los agentes de la AFI. Según dijo, el primer mandatario nunca le respondió.

Carzoglio había narrado estas visitas en un declaración realizada ante la Procuración bonaerense y aportó los nombres en una denuncia que realizó porque trascendieron detalles de la conformación del jurado de enjuiciamiento por medios de comunicación antes de estar él notificado.

Tras conocerse su apartamiento, el magistrado fue tajante: “Nadie me va a apartar de mi camino de conducta aunque me echen de la Justicia”. Y aseguró: “Voy a salir por la puerta grande de la Justicia”.

El magistrado viene siendo duramente cuestionado por el procurador bonaerense, Julio Conte Grand. En este sentido, insistió en que “desde que decidí rechazar la detención de Pablo Moyano, algo que no esperaba el poder, comenzaron a atacarme”.

En el marco de las réplicas a los ataques que denuncia, el juez de Avellaneda reveló una jugada de Conte Grand para presionarlo. “Antes de que dictara las prisiones preventivas en el caso de los abusos en la pensión de Independiente, el procurador presentó un pedido de apartamiento en mi contra. Como resolví favorablemente, lo frenó. Se trata de la misma presentación que retomó una vez dispuso rechazar la detención de Moyano. Evidentemente, usaron eso como elemento de presión para intentar torcer mi voluntad”, denunció.

Desde que rechazó la detención de Moyano, el juez viene sumando distintas denuncias. Una de ellas tramita en la UFI 8 de Lomas y se inició por una grabación de un diálogo telefónico entre él y la esposa de un detenido. “Es una vergüenza esa denuncia, es parte de la misma presión. Pero le dije al fiscal Pablo Rossi, que instruye la causa: ´conmigo no van a poder´”.

En un marco más general, Carzoglio opinó que “el poder judicial no es una isla en un país en crisis”. Y añadió: “cuando uno emite un fallo, un sector de la grieta lo alaba y otro, lo critica”.

Finalmente, el magistrado dijo que decidió denunciar “presiones” porque – aseguró – “cuando uno no denuncia estas situaciones, creo que se tiene que ir”.