Amenazada por su ex, denuncia invisibilización por parte de la justicia de Lomas

Tribunales Entredacostado

Soledad Contrera tiene una hija de tres años y denuncia que hace más de dos ambas son víctimas de amenazas constantes de su ex pareja, padre de la menor; quien además, según denuncia la mujer, boicotea su microemprendimiento con aprietes a sus clientes y no aporta la cuota alimentaria correspondiente. En diálogo con DiarioConurbano.com la joven de Monte grande también sostuvo que su caso es “minimizado por la justicia de Lomas de Zamora”, ya que no actúa ante los incumplimientos de las restricciones perimetrales dictadas al hombre.

El calvario de Soledad comenzó hace más de dos años, cuando su entonces pareja comenzó a agredirla físicamente y ella tomó la determinación de distanciarse. Lejos de escaparse del acoso, al poco tiempo su ex emprendió un camino de amenazas y violencia psicológica hacia ella y su hija que motivaron un pedido a la justicia para que imponga a lo largo de los meses varias perimetrales al agresor, la cual según Contrera, nunca fue respetada.

Desde ese entonces denuncia que las amenazas hacia ambas son constantes y por diferentes medios, ya sea de forma personal en la puerta de su casa en Monte Grande como a través de teléfono o redes sociales e incluso difamando su trabajo en el mundo de la chocolatería para evitar que tenga clientela con incluso eventuales “aprietes” a sus compradores.

“Perimetral que hubo, perimetral que violó. No las cumple y las amenazas son constantes”, denunció al tiempo que reveló el riesgo diario al que está expuesta junto a su hija: “Vino a mi casa a decir que iba a matarnos a mí y a mi hija si no dejaba de denunciarlo ante la justicia, la policía llegó después de que se fue y dice que por eso no pueden detenerlo, pese a que mis vecinos salieron de testigos”.

“Ahora el sigue amenazándome constantemente, me escracha en las redes sociales con mi trabajo, manda mensajes a mis clientas para que no sigan mi página”, remarcó en ese sentido.

Además de la violencia, soledad aseguró que su hija de 3 años no recibe la ayuda monetaria que proviene de la cuota alimentaria que le corresponde por parte de su padre y señaló que su expareja no se sometió a las evaluaciones psiquiátricas pertinentes que exigen desde el Juzgado de Familia número 11 de Lomas de Zamora a cargo del juez Marcelo Brizuela.

Desde el juzgado “lo mandan al psicólogo y al psiquiatra para que haga tratamientos que nunca realizó y en tribunales no presentó ninguna documentación”, indicó Soledad y reveló que desde este espacio la derivaron a la fiscalía correspondiente a su domicilio.

Asimismo, según Contrera desde la UFI 3 de Esteban Echeverría, la fiscal Verónica Pérez no se hace eco de la violación de la orden perimetral al igual que quien la precedió en su cargo, que fue removido del cargo tras la denuncia de inacción formulada por la joven, y minimizan su situación por contar con el impulso de la propia fiscalía que también – según Contrera – muestra cierta desidia, ante la imposibilidad de costear los servicios de un profesional privado y pese a contar con pruebas, mensajes enviados por su ex y testigos de las amenazas.

“Hace dos años que me dan vueltas para penarlo por violar las perimetrales, nunca hicieron nada para penarlo y le dejaron pasar todo lo que hizo”, fustigó contra la justicia y criticó el tratamiento que recibe desde ese poder a pesar de asegurar que tiene en su poder un informe psiquiátrico de un profesional que atendió a su expareja donde hace hincapié en el potencial riesgo que el padre de su hija supone para terceros.

“Están minimizando todo lo que él hace y las denuncias que hago, no toman en serio lo que me está pasando. Están esperando a que vaya golpeada o que mi nena esté en un cajón parece”, lamentó y pidió: “Que pague por lo que está haciendo. Él tiene problemas psiquiátricos y debería estar en un lugar donde lo ayuden”.