A un año y medio del crimen de Diego Lazarte, la familia se niega a llegar a un juicio abreviado

Tras cumplirse un año y medio del crimen de Diego Lazarte, un joven de 23 años asesinado en El Jagüel, su familia se niegan a realizar un juicio abreviado, lo que implicaría la reducción de la pena para los responsables.

Pabla Benitez, madre de la víctima, aseguró en diálogo con Diario Conurbano: “Hay testigos y pruebas suficientes. Queremos que vayan a juicio y paguen por lo que hicieron”.

Lazarte había recibido un disparo en el corazón y falleció en el Hospital Santamarina de Monte Grande. Dos hombres en una moto lo interceptaron en la calle Máximo Paz al 1400 y uno de los acusados se bajó para dispararle.

Según lo relatado por la madre de Lazarte, el hombre que no se bajó de la moto argumentó que “fue un ajuste de cuentas”. El hecho ocurrió el 5 de febrero de 2017.

“No le quisieron robar y no los detuvieron en un primer momento. El que lo mató estuvo siete meses prófugo”, advirtió Benitez. Se estima que en un operativo policial se detiene a dos personas que habían robado una moto y uno de ellos era el que asesinó a Lazarte.

Si bien al principio la familia sospechó por un posible ajuste de cuentas por el hermano menor de Lazarte, esa hipótesis la descartaron por las pruebas que le presentó el fiscal a cargo, Juan José Vaello. La causa está a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N°6.

“Quiero que diga por qué razón lo mató, si alguien lo mando o no”, manifestó Benítez. También señaló que alguien financia el abogado de los detenidos. “Pagaron 1 millón y medio para garantizarse un abogado”, aseveró. Actualmente ambos imputados están detenidos.

Por otro lado, se sospecha de un posible involucramiento de la ex pareja de Lazarte en el hecho. “No me deja ver a mi nieta hace un año y medio y le inicie un juicio pero nunca se quiere presentar a declarar”, advirtió Benitez.

La familia de Lazarte aseguró que tienen “la esperanza” de que se llegue a juicio. “Desde que lo mataron, nos subimos a un tren que no nos vamos a bajar a menos que encontremos verdadera justicia para mi hijo”, planteó.