A más de 3 meses del crimen de un hombre en Banfield, reclaman avances

Tras tres meses del asesinato de Daniel Laporta, ocurrido el 14 de abril último , la investigación continúa sin avanzar aunque la familia haya señalado desde el primer día a los autores del delito. Yesica Laporta, hermana de Daniel, manifestó: “No creo más en la Justicia. No hay nada certero y tengo mucha impotencia porque mi hermano sea uno más que no obtenga justicia”.

Si bien la familia aseguró que los responsables del asesinato de Daniel viven a diez cuadras de su casa y pertenecen al barrio, desde la UFI 6 de los Tribunales de Lomas de Zamora aún no avanzaron en allanamientos o en la citación de testigos.

Según el relato de su hermana, Daniel regresaba del trabajo y fue interceptado en la calle Peña, en Banfield, por un auto con más de una persona que intentaron robarle. Al resistirse, los delincuentes le efectuaron un disparo en el tórax que le produjo la muerte.

La prueba requerida por el juez a cargo es un testigo fundamental que reconozca a los posibles acusados del delito. Sin embargo, la única cámara que registró el hecho ocurrido en abril de este año, distingue un auto que persigue a Daniel pero no logra reconocer a los asesinos.

“La causa está archivada prácticamente y siento que va a quedar en la nada. Aportamos mucha información nosotros pero no avanza”, advirtió su hermana.

La familia de Daniel asiste una vez por semana a los tribunales lomenses para que avance la investigación. Durante la primer semana luego del asesinato, Yesica requirió un allanamiento y desde la fiscalía le respondieron que tenía que aguardar diez días de investigación. No obstante, cumplidos los tres meses del crimen no se realizaron allanamientos.

“Son gente pesada y yo estuve investigando sobre los que mataron a mi hermano. La policía no los puede agarrar porque no tienen el aval del juzgado”, apuntó Yesica quien fue una de los tres testigos que declararon.

Desde el primer mes la familia realizó marchas para exigir justicia y el avance de la causa. Debido a la insistencia por el pedido de captura de los responsables del asesinato, la familia Laporta recibió amenazas. En este sentido, Yesica señaló: “Yo no me voy a rendir y voy a seguir molestando. No puedo dejar de pedir justicia por mi hermano”.