A cuatro meses, no hay detenidos por crimen de un narco peruano en Llavallol

Marco Pérez Ávila fue asesinado el 1ero de diciembre del año pasado en Llavallol. Era conocido como “el peruano” y se dedicaba a la venta de drogas en el Barrio Los Pinos. A cuatro meses, no hay detenidos y solo una certeza: lo mataron en una pelea por el control de la venta de estupefacientes en esa zona.

Marco Pérez Ávila fue ultimado de dos balazos luego de una discusión que mantuvo con tres hombres cuando se encontraba con un amigo. Este último, de apellido Paz, resultó gravemente herido y falleció días después en el Hospital de Llavallol.

El ataque ocurrió en Primero de Mayo y Sarratea, en horas de la madrugada. Los vecinos escucharon los gritos y luego los disparos.

“El Peruano”, según fuentes de la investigación, había ganado un lugar en la venta de paco en el Barrio Los Pinos a partir de la detención de otros dealears. Sin embargo, cómplices de estos siguieron con la disputa que terminó con la vida de Pérez Ávila y su amigo.

Los investigadores tienen dos hipótesis. La primera apunta a un ajuste por el control de la venta de drogas en esa zona de Llavallol, mientras que la otra da cuenta de una venganza a Pérez Ávila que provendría de la villa 1-11-14, en CABA, en donde también controlaba, en algunas calles, la venta de paco.

La investigación está a cargo de la UFI 6 de Lomas de Zamora, a cargo de la fiscal Mabel Lois y por el momento no hay detenidos.